Martes 17-5-11

Martes 17-5-11

Hechos 11: 19 – 26
________________________________________
19 Los que se habían dispersado cuando la tribulación originada a la muerte de Esteban, llegaron en su recorrido hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, sin predicar la Palabra a nadie más que a los judíos.
20 Pero había entre ellos algunos chipriotas y cirenenses que, venidos a Antioquía, hablaban también a los griegos y les anunciaban la Buena Nueva del Señor Jesús.
21 La mano del Señor estaba con ellos, y un crecido número recibió la fe y se convirtió al Señor.
22 La noticia de esto llegó a oídos de la Iglesia de Jerusalén y enviaron a Bernabé a Antioquía.
23 Cuando llegó y vio la gracia de Dios se alegró y exhortaba a todos a permanecer, con corazón firme, unidos al Señor,
24 porque era un hombre bueno, lleno de Espíritu Santo y de fe. Y una considerable multitud se agregó al Señor.
25 Partió para Tarso en busca de Saulo,
26 y en cuanto le encontró, le llevó a Antioquía. Estuvieron juntos durante un año entero en la Iglesia y adoctrinaron a una gran muchedumbre. En Antioquía fue donde, por primera vez, los discípulos recibieron el nombre de «cristianos».
________________________________________
Salmo 87: 1 – 7
________________________________________
1 De los hijos de Coré. Salmo. Cántico. Su fundación sobre los santos montes
2 ama Yahveh: las puertas de Sión más que todas las moradas de Jacob.
3 Glorias se dicen de ti, ciudad de Dios:
4 «Yo cuento a Ráhab y Babel entre los que me conocen. Tiro, Filistea y Etiopía, fulano nació allí.»
5 Pero de Sión se ha de decir: «Todos han nacido en ella», y quien la funda es el propio Altísimo.
6 Yahveh a los pueblos inscribe en el registro: «Fulano nació allí»,
7 y los príncipes, lo mismo que los hijos, todos ponen su mansión en ti.
________________________________________
Juan 10: 22 – 30
________________________________________
22 Se celebró por entonces en Jerusalén la fiesta de la Dedicación. Era invierno.
23 Jesús se paseaba por el Templo, en el pórtico de Salomón.
24 Le rodearon los judíos, y le decían: «¿Hasta cuándo vas tenernos en vilo? Si tú eres el Cristo, dínoslo abiertamente.»
25 Jesús les respondió: «Ya os lo he dicho, pero no me creéis. Las obras que hago en nombre de mi Padre son las que dan testimonio de mí;
26 pero vosotros no creéis porque no sois de mis ovejas.
27 Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas mi siguen.
28 Yo les doy vida eterna y no perecerán jamás, y nadie las arrebatará de mi mano.
29 El Padre, que me las ha dado, es más grande que todos, y nadie puede arrebatar nada de la mano del Padre.
30 Yo y el Padre somos uno.»
________________________________________
Nacidos del Espíritu. Como nacer de carne nos asemeja a la carne de los progenitores, nacer del Espíritu nos asemeja a Dios. Nacemos de la carne y arrastramos la solidaridad con nuestros padres, en lo bueno y en lo malo. Nacemos del Espíritu y ganamos la solidaridad con Dios, también en todo. En la cruz y en la resurrección.
Si no podemos comprender es porque no pertenecemos a Dios. Nicodemo no puede comprender que Jesús le pida la libertad de la entrega. Él viene de noche porque no puede venir de día. No es una oveja de Jesús, porque no escucha su voz. Hablarían mal de él, incluso podrían rechazarle definitivamente. Correría la suerte de su admirado Jesús. Quiere pertenecerle pero sólo un poco. Jesús conoce las dificultades que tiene nuestro corazón para la fidelidad y el amor. Pero habla de algo distinto, habla de un milagro en el que nada ponemos: ser oveja. Es una nueva naturaleza que Dios hace en nosotros, se trata de la fe. La nueva naturaleza la da el nacimiento de Dios. Si naces, es decir, si dejas por la fe que Dios haga en ti su propio ser, entonces podrás vivir como Dios, en el verdadero amor, en la entrega. Te dejarás llevar por su viento y serás señor y no esclavo de tu propio miedo.
Pero el nacimiento no es simplemente un acto de fe. El nacimiento es por el agua. Como el nacimiento físico tiene una camino, un ritual irremplazable, como el matrimonio tiene también un ritual irremplazable, el nacimiento del Padre es del Padre y no puede ser cambiado por nada humano. Se trata del bautismo en la fe de la Iglesia. Sin la madre Iglesia no se nace del padre Dios.
Preguntamos con San Agustín qué me puede dar la materia. Y contesta Jesucristo que la materia es su carne. La materia da la persona. Por eso el cambio es físico y ahí se reconoce el cambio de naturaleza, el cambio moral. Las ovejas escuchan su voz. Se trata de ser otro y actuar de otro modo del que usan los que no son ovejas de Cristo. Por eso el testimonio también es externo: entrar en la Iglesia por el bautismo, como por el bautismo manifestaban públicamente su fe en el profeta Juan Bautista. Ahora bien. Cuando eso ocurre el Espíritu toma posesión de ti.
Pasa por el agua del mar Rojo y serás libre. Da el paso y Dios hará el resto. Entra en el mar de la muerte y tendrás vida eterna. Atrévete a morir por Cristo y resucitarás.
El bautismo es una profesión de fe externa y es un don de Dios, por el que quedas lavado por la sangre de Cristo y sumergido en la divinidad.
…………………………………………………….
El nombre de pastor es muy expresivo. En el AT se aplica a Dios con relación a su pueblo, y también a los reyes como David, o a los sacerdotes, y ahora en el evangelio a Cristo Jesús, y más tarde al ministerio de Pedro («apacienta mis ovejas»). A veces se trata de pastores malos (Ez 34). Otras, del auténtico pastor: Yahvé en el AT, Jesús en el NT. Jesús enumera las cualidades del buen pastor: se preocupa por sus ovejas, las defiende, las conoce y es conocido por ellas, da la vida por ellas, quiere que también otras ovejas vengan y formen un solo redil. Mientras que el pastor mercenario se busca a sí mismo y no se preocupa de las ovejas. Nadie como Jesús puede decir: «yo soy el Buen Pastor». Él puede hablar de estas cualidades porque las cumple perfectamente en su vida. Un pastor, normalmente, no tiene por qué dar la vida por sus ovejas, ni conocer a todas, ni querer reunir a otras: pero Jesús lleva su condición de Pastor de la humanidad, que le ha encomendado Dios, hasta las últimas consecuencias. Él conoce a sus ovejas de igual manera que el Padre le conoce a él y él conoce al Padre. El mejor modelo de unión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: