homilìa lunes 23-5-11

Portal de Servicios Koinonía
Calendario litúrgico 2011 ciclo A, año impar Calendario

Lunes 23 de Mayo de 2011
Lunes 5ª semana de Pascua
________________________________________
Santoral: Desiderio
________________________________________
Hechos 14,5-18
Os predicamos el Evangelio, para que dejéis los dioses falsos y os convirtáis al Dios vivo
En aquellos días, se produjeron en Iconio conatos de parte de los gentiles y de los judíos, a sabiendas de las autoridades, para maltratar y apedrear a Pablo y a Bernabé; ellos se dieron cuenta de la situación y se escaparon a Licaonia, a las ciudades de Listra y Derbe y alrededores, donde predicaron el Evangelio.
Había en Listra un hombre lisiado y cojo de nacimiento, que nunca había podido andar. Escuchaba las palabras de Pablo, y Pablo, viendo que tenía una fe capaz de curarlo, le gritó, mirándolo: “Levántate, ponte derecho.” El hombre dio un salto y echó a andar. Al ver lo que Pablo había hecho, el gentío exclamó en la lengua de Licaonia: “Dioses en figura de hombres han bajado a visitarnos.” A Bernabé lo llamaban Zeus y a Pablo, Hermes, porque se encargaba de hablar. El sacerdote del templo de Zeus que estaba a la entrada de la ciudad, trajo a las puertas toros y guirnaldas y, con la gente, quería ofrecerles un sacrificio.
Al darse cuenta los apóstoles Bernabé y Pablo, se rasgaron el manto e irrumpieron por medio del gentío, gritando: “Hombres, ¿qué hacéis? Nosotros somos mortales igual que vosotros; os predicamos el Evangelio, para que dejéis los dioses falsos y os convirtáis al Dios vivo que hizo el cielo, la tierra y el mar y todo lo que contienen. En el pasado, dejó que cada pueblo siguiera su camino; aunque siempre se dio a conocer por sus beneficios, mandándoos desde el cielo la lluvia y las cosechas a sus tiempos, dándoos comida y alegría en abundancia.” Con estas palabras disuadieron al gentío, aunque a duras penas, de que les ofrecieran sacrificio.
Salmo responsorial: 113
No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino a tu nombre da la gloria.
No a nosotros, Señor, no a nosotros, / sino a tu nombre da la gloria, / por tu bondad, por tu lealtad. / ¿Por qué han de decir las naciones: / “Dónde está su Dios”? R.
Nuestro Dios está en el cielo, / lo que quiere lo hace. / Sus ídolos, en cambio, son plata y oro, / hechura de manos humanas. R.
Benditos seáis del Señor, / que hizo el cielo y la tierra. / El cielo pertenece al Señor, / la tierra se la ha dado a los hombres. R.
Juan 14,21-26
El Defensor que enviará el Padre os lo enseñará todo
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él.” Le dijo Judas, no el Iscariote: “Señor, ¿qué ha sucedido para que te reveles a nosotros y no al mundo?” Respondió Jesús y le dijo: “El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho.”
________________________________________
¿Es difícil hacer un milagro? Lo hace Dios y Pablo cree en ello. Son hombres que creen los que presenta el libro de los Hechos. De donde se deduce que nosotros tenemos poca fe.
El evangelio nos presenta a Judas Tadeo que se extraña de que Dios se haya hecho presente a ellos y no a otros. Pero nosotros nos extrañamos de que Pablo y no nosotros haga milagros.
Es parecido. ¿Qué tengo yo que mi amistad procuras? Pregunta Lope a Jesús extrañado de su amor. Y yo me sigo preguntando por qué Pablo hace milagros. Y sin embargo sé que Pablo es amado. Cuando yo crea en que soy amado de verdad veré milagros.
Pero cuando crea que soy amado de verdad también me ocurrirá otra cosa, que veré a Dios y los milagros no me extrañarán, y algo más, que amaré a Jesús, vivirá conmigo y guardaré sus palabras.
Comienza, Señor, a hacer tu obra en mí. Quítame el miedo a creer en la verdad y a decirla.
ERA UNA VEZ un gran violinista llamado PAGANINI

ASCENDER
Diario despertar
Cuentos
Reflexiones
Pensamientos
Onda positiva
SANAR
Cadena de sanación
Oraciones
Actos de amor
DESCUBRIR
Relajación
Esoterismo
Ovnis
Uritorco
Milagros
Sucesos extraños
Grandes maestros
Gnosis
Miscelánea
DESTINO
Horóscopos
Predicciones
VARIOS
Novedades
Tus escritos
Foro actos de amor
Noticias
Club actos de amor
Web amigas
Premios
Traductor
Mensaje en la botella
OTRAS WEB
Remedios Naturales
Metafísica
Algunos decían que él era muy extraño
Otros, que era sobrenatural
Las notas mágicas que salían de su violín tenían un sonido diferente, por eso nadie quería perder la oportunidad de ver su espectáculo.
Una cierta noche, el palco de un auditorio repleto de admiradores estaba preparado para recibirlo.
La orquestra entró y fue aplaudida.
El maestro fue ovacionado.
Mas cuando la figura de Paganini surgió, triunfante, el público deliró.
Paganini coloca su violín
en el hombro y lo que se escucha es indescriptible.
Breves y semibreves, fusas y semifusas, corcheas y
semicorcheas parecen tener alas y volar con el toque
de sus dedos encantados.
De repente, un sonido extraño interrumpe
el solaz de la platea.
Una de las cuerdas del violín de Paganini se rompió.
El maestro paró.
La orquestra paró.
El público paró.
Pero Paganini no paró.
Mirando su partitura, continúa arrancando sonidos deliciosos de un violín con problemas.
El maestro y la orquesta, exaltados, vuelven a tocar.
Antes de que el público se serenara,
otro sonido perturbador derrumba la atención de los asistentes.
Otra cuerda del violín de Paganini se rompe.
El maestro paró nuevamente.
La orquesta paró nuevamente
Paganini no paró.
Como si nada hubiese sucedido, él olvidó las dificuldades y
avanzó sacando sonidos de lo imposible.
El maestro y la orquesta, impresionados volvieron a tocar.
Pero el público no podría imaginar
lo que estaba por suceder.
Todas las personas, atónitas, exclamaron OHHH!
Una tercera cuerda del violín de Paganini se rompe.
El maestro se paralizó.
La orquesta paró.
La respiración del
público se detuvo.
Pero Paganini
Como si fuese un contorsionista musical, arranca todos los sonidos de la única cuerda que sobrara de su violín destruido.
Como si fuese un contorsionista musical, arranca todos los sonidos de la única cuerda que sobrara de su violín destruido.
El público parte del silencio para la euforia,
de la inercia para el delirio.
Paganini alcanza la gloria.

Su nombre corre a través del tiempo.

No es apenas un violinista genial.
Es el símbolo del profesional que continúa adelante frente a lo imposible.
Moral de la Historia
Yo no se el tipo de problemas que estás teniendo.
Puede ser un problema personal, conyugal, familiar,
no se lo que está afectando tu estima o tu
desempeño profesional
Pero una cosa si se.
No todo está perdido.
Todavía existe una cuerda y es
tocando con ella que ejercerás tu talento.
Tocando con ella es que vibrarás.
Aprende a aceptar que la vida siempre te dejará
una última cuerda.
Cuando estés desanimado, nunca desistas.
Aún existirá la cuerda de la persistencia inteligente, del
“intentar una vez más”,
del dar un paso más con un enfoque nuevo.
Despierta el Paganini que existe dentro de ti
y avanza para vencer.
Victoria es el arte de continuar,
donde los otros resuelven parar.
Cuando todo parece desmoronarse, bríndate una oportunidad y continúa hacia adelante.
Toca la cuerda de la motivación y arráncale sonidos de
resultados positivos.
Pero antes pregúntate:
¿Quién motiva al motivador?
Esto es: ¿Quién motiva tu cerebro,
que motiva tu mano, que toca tu violín?
No te frustres, no te desesperes, recuerda: aún existe la última cuerda.
La cuerda del aprender de nuevo para deslumbrar y generar soluciones.
Nunca la vida te romperá todas las cuerdas.
Si los resultados están mal, es tu oportunidad de tocar la última cuerda, la de la imaginación que reinventa el futuro con innovación continua.
Es siempre la cuerda olvidada que te dará el mayor resultado.
Pero, si por acaso, estuvieras en el fondo del pozo, esta es tu oportunidad de tocar con la mejor cuerda del universo:
Creer en tí
Marcos García Gamboa
ERA UNA VEZ un gran violinista llamado PAGANINI

ASCENDER
Diario despertar
Cuentos
Reflexiones
Pensamientos
Onda positiva
SANAR
Cadena de sanación
Oraciones
Actos de amor
DESCUBRIR
Relajación
Esoterismo
Ovnis
Uritorco
Milagros
Sucesos extraños
Grandes maestros
Gnosis
Miscelánea
DESTINO
Horóscopos
Predicciones
VARIOS
Novedades
Tus escritos
Foro actos de amor
Noticias
Club actos de amor
Web amigas
Premios
Traductor
Mensaje en la botella
OTRAS WEB
Remedios Naturales
Metafísica
Algunos decían que él era muy extraño
Otros, que era sobrenatural
Las notas mágicas que salían de su violín tenían un sonido diferente, por eso nadie quería perder la oportunidad de ver su espectáculo.
Una cierta noche, el palco de un auditorio repleto de admiradores estaba preparado para recibirlo.
La orquestra entró y fue aplaudida.
El maestro fue ovacionado.
Mas cuando la figura de Paganini surgió, triunfante, el público deliró.
Paganini coloca su violín
en el hombro y lo que se escucha es indescriptible.
Breves y semibreves, fusas y semifusas, corcheas y
semicorcheas parecen tener alas y volar con el toque
de sus dedos encantados.
De repente, un sonido extraño interrumpe
el solaz de la platea.
Una de las cuerdas del violín de Paganini se rompió.
El maestro paró.
La orquestra paró.
El público paró.
Pero Paganini no paró.
Mirando su partitura, continúa arrancando sonidos deliciosos de un violín con problemas.
El maestro y la orquesta, exaltados, vuelven a tocar.
Antes de que el público se serenara,
otro sonido perturbador derrumba la atención de los asistentes.
Otra cuerda del violín de Paganini se rompe.
El maestro paró nuevamente.
La orquesta paró nuevamente
Paganini no paró.
Como si nada hubiese sucedido, él olvidó las dificuldades y
avanzó sacando sonidos de lo imposible.
El maestro y la orquesta, impresionados volvieron a tocar.
Pero el público no podría imaginar
lo que estaba por suceder.
Todas las personas, atónitas, exclamaron OHHH!
Una tercera cuerda del violín de Paganini se rompe.
El maestro se paralizó.
La orquesta paró.
La respiración del
público se detuvo.
Pero Paganini
Como si fuese un contorsionista musical, arranca todos los sonidos de la única cuerda que sobrara de su violín destruido.
Como si fuese un contorsionista musical, arranca todos los sonidos de la única cuerda que sobrara de su violín destruido.
El público parte del silencio para la euforia,
de la inercia para el delirio.
Paganini alcanza la gloria.

Su nombre corre a través del tiempo.

No es apenas un violinista genial.
Es el símbolo del profesional que continúa adelante frente a lo imposible.
Moral de la Historia
Yo no se el tipo de problemas que estás teniendo.
Puede ser un problema personal, conyugal, familiar,
no se lo que está afectando tu estima o tu
desempeño profesional
Pero una cosa si se.
No todo está perdido.
Todavía existe una cuerda y es
tocando con ella que ejercerás tu talento.
Tocando con ella es que vibrarás.
Aprende a aceptar que la vida siempre te dejará
una última cuerda.
Cuando estés desanimado, nunca desistas.
Aún existirá la cuerda de la persistencia inteligente, del
“intentar una vez más”,
del dar un paso más con un enfoque nuevo.
Despierta el Paganini que existe dentro de ti
y avanza para vencer.
Victoria es el arte de continuar,
donde los otros resuelven parar.
Cuando todo parece desmoronarse, bríndate una oportunidad y continúa hacia adelante.
Toca la cuerda de la motivación y arráncale sonidos de
resultados positivos.
Pero antes pregúntate:
¿Quién motiva al motivador?
Esto es: ¿Quién motiva tu cerebro,
que motiva tu mano, que toca tu violín?
No te frustres, no te desesperes, recuerda: aún existe la última cuerda.
La cuerda del aprender de nuevo para deslumbrar y generar soluciones.
Nunca la vida te romperá todas las cuerdas.
Si los resultados están mal, es tu oportunidad de tocar la última cuerda, la de la imaginación que reinventa el futuro con innovación continua.
Es siempre la cuerda olvidada que te dará el mayor resultado.
Pero, si por acaso, estuvieras en el fondo del pozo, esta es tu oportunidad de tocar con la mejor cuerda del universo:
Creer en tí
Marcos García Gamboa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: