Mensaje del presidente de la Conferencia Episcopal

Conferencia Episcopal Peruana

POR UN FUTURO DE PROGRESO Y ESPERANZA

1. En este 190° aniversario de la Independencia de nuestro país, quiero expresar a todo el pueblo peruano mi fraterno y patriótico saludo. Estas Fiestas Patrias marcan el inicio de un nuevo gobierno y de un nuevo Congreso de la República.

2. El Señor Presidente Constitucional de la República y los Señores Congresistas tienen en sus manos el futuro de 30 millones de peruanos que esperan una verdadera vocación democrática y una gestión concertada, eficiente y honesta.

3. Me permito recordar que el desarrollo debe ser integral y focalizado en los servicios de salud, nutrición, agua, educación, vivienda y seguridad ciudadana. Igualmente, es tarea fundamental e ineludible para vivir con dignidad, la generación de oportunidades para aquellos que nunca las han tenido.

4. El Papa Benedicto XVI ha expresado que “proteger el entorno natural para construir un mundo de paz es un deber de cada persona”, por eso debemos proteger la creación. Para los peruanos este pensamiento es una oportunidad providencial, dado que tenemos un país riquísimo en recursos naturales. En este sentido, el diálogo, el consenso y la tolerancia son fundamentales para construir un Perú con paz y progreso y así evitar mayores conflictos sociales.

5. Lo más importante de nuestro Perú son los hombres y mujeres, ancianos, jóvenes y niños que día a día construyen el futuro de sus familias con esfuerzo y sacrificio. Por eso debemos promover el progreso y el desarrollo, optando por la vida y la familia, ya que la apertura a la vida siempre debe estar en el centro del verdadero desarrollo. Y el amor a la familia es un valor que la sociedad debe proteger porque responde a las exigencias más profundas del corazón y de la dignidad de la persona humana.

6. Hoy hacemos votos para reforzar los valores fundamentales de nuestra Patria: democracia, estado de derecho, bien común, justicia, verdad, responsabilidad e inclusión social y el respeto y la promoción de los derechos humanos de todos los peruanos, especialmente de los más desfavorecidos.

7. Desde nuestra fe en Cristo resucitado, “Camino, Verdad y Vida” reafirmemos la confianza en todos nosotros para hacer de nuestra Nación peruana un país grande, solidario y unido. Que el Perú en esta nueva etapa que inicia el 28 de julio sea símbolo de paz y progreso con miras a seguir construyendo un futuro lleno de progreso y esperanza para los peruanos que vivimos y los que vendrán.

FELICES FIESTAS PATRIAS

Lima, 26 de julio de 2011

+ Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte OFM

Arzobispo Metropolitano de Trujillo

Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: