Lnes 31 de Octubre del 2011

Lunes 31 de Octubre de 2011
Lunes 31ª semana de tiempo ordinario
________________________________________
Santoral: Alonso Rodríguez, Urbano

Romanos 11,29-36
Dios nos encerró a todos en la rebeldía para tener misericordia de todos
Hermanos: Los dones y la llamada de Dios son irrevocables. Vosotros, en otro tiempo, erais rebeldes a Dios; pero ahora, al rebelarse ellos, habéis obtenido misericordia. Así también ellos, que ahora son rebeldes, con ocasión de la misericordia obtenida por vosotros, alcanzarán misericordia. Pues Dios nos encerró a todos en la rebeldía para tener misericordia de todos.
¡Qué abismo de generosidad, de sabiduría y de conocimiento, el de Dios! ¡Qué insondables sus decisiones y qué ir rastreables sus caminos! ¿Quién conoció la mente del Señor? ¿Quién fue su consejero? ¿Quién le ha dado primero, para que él le devuelva? Él es el origen, guía y meta del universo. A él la gloria por los siglos. Amén.
Salmo responsorial: 68
Que me escuche, Señor, tu gran bondad.
Yo soy un pobre malherido; / Dios mío, tu salvación me levante. / Alabaré el nombre de Dios con cantos, / proclamaré su grandeza con acción de gracias. R.
Miradlo, los humildes, y alegraos, / buscad al Señor, y revivirá vuestro corazón. / Que el Señor escucha a sus pobres, / no desprecia a sus cautivos. R.
El Señor salvará a Sión, / reconstruirá las ciudades de Judá, / y las habitarán en posesión. / La estirpe de sus siervos la heredará, / los que aman su nombre vivirán en ella. R.
Lucas 14,12-14
No invites a tus amigos, sino a pobres y lisiados
Lucas 14,12-14
No invites a tus amigos, sino a pobres y lisiados
Lectura del santo evangelio según san Lucas:
En aquel tiempo, dijo Jesús a uno de los principales fariseos que lo había invitado: “Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.”
…………………………..
Jesús nos ha llenado de vida y nos pide que demos parte de la vida que nos ha dado. La niña del cuento estaba llena de amor.
…………………………….
El precio más alto…

El hombre estaba tras el mostrador, mirando la calle distraídamente.

Una niñita se aproximo al negocio y apretó la naricita contra el vidrio de la vitrina.
Los ojos de color del cielo brillaban cuando vio un determinado objeto.
Entro en el negocio y pidió para ver el collar de turquesa azul.

-“Es para mi hermana. ¿Puede hacer un paquete bien bonito?”. -dijo ella.

El dueño del negocio miro desconfiado a la niñita y le pregunto:

-¿Cuánto dinero tienes?

Sin dudar, saco del bolsillo de su ropa un pañuelo todo atadito y fue deshaciendo los nudos. Los coloco sobre el mostrador y dijo feliz:

– “¿Esto alcanza?”.

Eran apenas algunas monedas las que exhibía orgullosa.

-“¿Sabe?, quiero dar este regalo a mi hermana mayor.
Desde que murió nuestra madre, ella cuida de nosotros y no tiene tiempo para ella.
Es su cumpleaños y estoy segura que quedara feliz con el collar que es del color de sus ojos”.

El hombre fue para la trastienda, coloco el collar en un estuche, envolvió con un vistoso papel rojo e hizo un trabajado lazo con una cinta verde.

-“Tome, dijo a la niña. Llévelo con cuidado”.

Ella salió feliz, corriendo y saltando calle abajo.
Aun no acababa el día, cuando una linda joven entro en el negocio.
Coloco sobre el mostrador el ya conocido envoltorio deshecho e indago:

-“¿Este collar fue comprado aquí? “¿Cuanto costo?

– “Ah!”, – hablo el dueño del negocio.
“El precio de cualquier producto de mi tienda es siempre un asunto confidencial entre el vendedor y el cliente”.

La joven exclamo:

-“Pero mi hermana tenía solamente algunas monedas.
El collar es verdadero, ¿no?
Ella no tendría dinero para pagarlo”.

El hombre ton el estuche, rehízo el envoltorio con extremo cariño, coloco la cinta y lo devolvió a la joven y le dijo:

– “Ella pago el precio más alto que cualquier persona puede pagar:
ELLA DIO TODO LO QUE TENIA”.

El silencio lleno la pequeña tienda y dos lágrimas rodaron por la faz emocionada de la joven en cuanto sus manos tomaban el pequeño envoltorio.

La verdadera donación es darse por entero, sin restricciones.
La gratitud de quien ama no conoce límites para los gestos de ternura.
Agradece siempre, pero no esperes el reconocimiento de nadie.
Gratitud con amor no solo reanima a quien recibe, reconforta a quien ofrece.
…………………………………………..

________________________________________

Martes 01 de Noviembre de 2011
Todos los Santos
________________________________________
Santoral: Todos los santos

Apocalipsis 7,2-4.9-14
Apareció en la visión una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, raza, pueblo y lengua
Yo, Juan, vi a otro ángel que subía del oriente llevando el sello del Dios vivo. Gritó con voz potente a los cuatro ángeles encargados de dañar a la tierra y al mar, diciéndoles: “No dañéis a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que marquemos en la frente a los siervos de nuestro Dios.” Oí también el número de los marcados, ciento cuarenta y cuatro mil, de todas las tribus de Israel.
Después esto apareció en la visión una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, raza, pueblo y lengua, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. Y gritaban con voz potente: “¡La victoria es de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero!” Y todos los ángeles que estaban alrededor del trono y de los ancianos y de los cuatro vivientes cayeron rostro a tierra ante el trono, y rindieron homenaje a Dios, diciendo: “Amén. La alabanza y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y el honor y el poder y la fuerza son de nuestro Dios, por los siglos de los siglos. Amén.”
Y uno de los ancianos me dijo: “Ésos que están vestidos con vestiduras blancas, ¿quiénes son y de dónde han venido?” Yo le respondí: “Señor mío, tú lo sabrás.” Él me respondió: “Éstos son los que vienen de la gran tribulación: han lavado y blanqueado sus vestiduras en la sangre del Cordero.”
Salmo responsorial: 23
Éste es el grupo que viene a tu presencia, Señor.
Del Señor es la tierra y cuanto la llena, / el orbe y todos sus habitantes: / él la fundó sobre los mares, / él la afianzó sobre los ríos. R.
¿Quién puede subir al monte del Señor? / ¿Quién puede estar en el recinto sacro? / El hombre de manos inocentes / y puro corazón, / que no confía en los ídolos. R.
Ése recibirá la bendición del Señor, / le hará justicia el Dios de salvación. / Éste es el grupo que busca al Señor, / que viene a tu presencia, Dios de Jacob. R.
1Juan 3,1-3
Veremos a Dios tal cual es
Queridos hermanos: Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es. Todo el que tiene esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él es puro.
Mateo 5,1-12a
Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo
En aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió a la montaña, se sentó, y se acercaron sus discípulos; y él se puso a hablar, enseñándoles: “Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Dichosos los que lloran, porque ellos serán consolados. Dichosos los sufridos, porque ellos heredarán la tierra. Dichosos los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados. Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán los Hijos de Dios. Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Dichosos vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.”
………………………………
Los santos no tienen problemas. De dinero no, porque son pobres. De odio no, porque aman. De búsqueda de alegría no, porque han elegido la compasión, etc. Si te abrazas al amor hasta la muerte cualquier sacrificio te parece pequeño.
…………………………..
Un millón de sapos

Muchos se angustian por problemas que, en su mayoría, nunca llegan a hacerse realidad. Sufren con anticipación, pensando e imaginando cosas que pudieran suceder. La mayoría de nuestras preocupaciones se deben a la falta de confianza en Dios.

Un hacendado fue a la ciudad y le pregunto al dueño de un restaurante si podía utilizar un millón de piernas de sapos. El dueño del restaurante quedo asustado y quiso saber donde pretendía el hacendado conseguir tantas piernas de sapos. El hacendado le respondió: Cerca de mi casa hay un pequeño lago que está invadido e infestado de esos bichos. Son millares y hacen un barullo infernal, croando toda la noche. ¡Me estoy volviendo loco!

Quedo decidido, entonces, que el hombre le traería quinientos sapos por semana, durante algún tiempo. En la primera semana, el hacendado volvió al restaurante un poco avergonzado, pues traía en sus manos dos sapos. El comerciante le pregunto: ¿Dónde está mi pedido?

El hombre respondió: Yo estaba totalmente engañado. ¡Había solo estos dos pequeños sapos en el lago! Ellos solos son los que hacían todo el barullo.

La próxima vez que alguien te critique o se ría de ti, acuérdate de que no son miles de sapos los que hacen todo el barullo, sino apenas dos sapitos. Mientras dos critican y ríen, cientos te apoyan y animan.

Acuérdate de que las angustias y los problemas parecen mayores en la oscuridad. Hay una posibilidad muy grande de que, cuando llegue mañana y lo pienses mejor, el problema habrá disminuido su importancia o habrá desaparecido, quedando en su lugar un asunto de fácil solución.

Lo mejor es dejar las preocupaciones en las manos de Dios. Ten hoy un día feliz, sabiendo que Dios está en el control de tu vida.
……………………………………………..

________________________________________

Miércoles 02 de Noviembre de 2011
Fieles Difuntos
________________________________________
Santoral: Todos los difuntos
________________________________________
Job 19,1.23-27a
Yo sé que está vivo mi Redentor
Respondió Job a sus amigos: “¡Ojalá se escribieran mis palabras, ojalá se grabaran en cobre, con cincel de hierro y en plomo se escribieran para siempre en la roca! Yo sé que está vivo mi Redentor, y que al final se alzará sobre el polvo: después que me arranquen la piel, ya sin carne, veré a Dios; yo mismo lo veré, y no otro, mis propios ojos lo verán.”
Salmo responsorial: 24
A ti, Señor, levanto mi alma.
Recuerda, Señor, que tu ternura / y tu misericordia son eternas; / acuérdate de mí con misericordia, / por tu bondad, Señor. R.
Ensancha mi corazón oprimido / y sácame de mis tribulaciones. / Mira mis trabajos y mis penas / y perdona todos mis pecados. R.
Guarda mi vida y líbrame, / no quede yo defraudado de haber acudido a ti. / La inocencia y la rectitud me protegerán, / porque espero en ti. R.
Filipenses 3,20-21
Transformará nuestro cuerpo humilde, según el modelo de su cuerpo glorioso
Hermanos: Nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde aguardamos un Salvador: el Señor Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo humilde, según el modelo de su cuerpo glorioso, con esa energía que posee para sometérselo todo.
Marcos 15,33-39; 16,1-6
Jesús, dando un fuerte grito, expiró
Al llegar el mediodía, toda la región quedó en tinieblas hasta media tarde. Y, a la media tarde, Jesús clamó con voz potente: “Elio, Elio, lamá sabaktaní”. (Que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”) Algunos de los presentes, al oírlo, decían: “Mira, está llamando a Elías.” Y uno echó a correr y, empapando una esponja en vinagre, la sujetó a una caña, y le daba de beber, diciendo: “Dejad, a ver si viene Elías a bajarlo.” Y Jesús, dando un fuerte grito, expiró. El velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. El centurión, que estaba enfrente, al ver cómo había expirado, dijo: “Realmente este hombre era Hijo de Dios.”
[Pasado el sábado, María Magdalena, María la de Santiago, y Salomé compraron aromas para ir a embalsamar a Jesús. Y muy temprano, el primer día de la semana, al salir el sol, fueron al sepulcro. Y se decían unas a otras: “¿Quién nos correrá la piedra de la entrada del sepulcro?” Al mirar, vieron que la piedra estaba corrida, y eso que era muy grande. Entraron en el sepulcro y vieron a un joven sentado a la derecha, vestido de blanco. Y se asustaron. Él les dijo: “No os asustéis. ¿Buscáis a Jesús el Nazareno, el crucificado? No está aquí. Ha resucitado. Mirad el sitio donde lo pusieron.”]
………………………….
Jesús ha compartido con el hombre no sólo la vida, sino la muerte. Ya no le queda nada por compartir. Sólo el cielo… y la tierra, y la caridad con los que van viniendo al mundo, a los cuales hemos de llevar al cielo.
Desamarra la caridad, y no tengas miedo. La muerte no te traga, la tragas tú a ella.
………………
Adelante.

Contaban que un par de marineros habían bebido durante toda la noche en una isla cercana al puerto.

En la madrugada salieron muy tomados y en medio de la oscuridad subieron a su bote al cual apenas pudieron llegar. A duras penas empezaron a remar y continuaron remando hasta que al amanecer un poco, uno de ellos se dio cuenta de que no habían desamarrado el bote.

Cuantas veces nosotros tratamos de hacer esfuerzos para mejorar nuestras vidas, pero sin embargo dejamos de lado el hecho de que para seguir adelante requerimos más que buena voluntad. Requerimos soltar amarras que nos atan al puerto. Hay muchas amarras que nos pueden retrasar. Odio, rencor, dolor, tristeza, apatía, pereza o tantas otras cosas a las que estamos expuestos cada día. Si queremos avanzar, debemos soltarnos de todas esas cosas que de una forma u otra evitan que nos acerquemos a Dios. No desgastes tus fuerzas remando sin haber soltado tus amarras, usa todas tus fuerzas para perdonar, levantarte, animarte y luego usa todas tus fuerzas para avanzar.

Y si sientes desde hace mucho un deseo en tu corazón de que hay algo que falta en tu vida, algo que sientes que has tenido que hacer siempre pero no lo has hecho y no sabes que es. Si sientes que tienes tal vez trabajo, familia, auto y hasta prosperidad pero a pesar de todo eso sientes que algo te falta, ese es Dios que te llama a servirle. Ese es Dios que te llama a seguirle. No esperes mas, búscalo hoy mismo y empieza a ser pleno llenando ese espacio que solamente EL puede llenar en tu vida. Y serás entonces totalmente pleno.
………………………………………..
________________________________________

Jueves 03 de Noviembre de 2011
Jueves 31ª semana de tiempo ordinario
________________________________________
Santoral: Martín de Porres
Romanos 14,7-12
En la vida y en la muerte somos del Señor
Hermanos: Ninguno de nosotros vive para sí mismo y ninguno muere para sí mismo. Si vivimos, vivimos para el Señor; si morimos, morimos para el Señor; en la vida y en la muerte somos del Señor. Para esto murió y resucitó Cristo: para ser Señor de vivos y muertos. Tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? Y tú, ¿por qué desprecias a tu hermano? Todos compareceremos ante el tribunal de Dios, porque está escrito: “Por mi vida, dice el Señor, ante mí se doblará toda rodilla, a mí me alabará toda lengua.” Por eso, cada uno dará cuenta a Dios de sí mismo.
Salmo responsorial: 26
Espero gozar de la dicha del Señor en el país de la vida.
El Señor es mi luz y mi salvación, / ¿a quién temeré? / El Señor es la defensa de mi vida, / ¿quién me hará temblar? R.
Una cosa pido al Señor, / eso buscaré: / habitar en la casa del Señor / por los días de mi vida; / gozar de la dulzura del Señor, / contemplando su templo. R.
Espero gozar de la dicha del Señor / en el país de la vida. / Espera en el Señor, sé valiente, / ten ánimo, espera en el Señor. R.
Lucas 15,1-10
Habrá alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta
En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos: “Ése acoge a los pecadores y come con ellos.” Jesús les dijo esta parábola: “Si uno de vosotros tiene cien ovejas y se le pierde una, ¿no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la descarriada hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, se la carga sobre los hombros, muy contento; y, al llegar a casa, reúne a los amigos y a los vecinos para decirles: “¡Felicitadme!, he encontrado la oveja que se me había perdido.” Os digo que así también habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse.
Y si una mujer tiene diez monedas y se le pierde una, ¿no enciende una lámpara y barre la casa y busca con cuidado, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, reúne a las amigas y vecinas para decirles “¡Felicitadme!, he encontrado la moneda que se me había perdido.” Os digo que la misma alegría habrá entre los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierta.”
…………………………………………………..
El pastor ha decidido buscar a la oveja. Ésta no se le escapará esta vez, porque el pastor ha decidido amarla.
El amor no tiene barreras. Nuestro miedo a amar sí.
………………………………………….
……………………………..Barreras Imaginarias

“Diré yo al Señor: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiare” (Salmos 91:2).

En una pecera costeña, una barracuda intentaba insistentemente atacar una caballa, pero, era impedida por un vidrio de separación. Después de batir, muchas veces, su nariz contra la divisoria, acabo desistiendo de nueva tentativa. Más tarde, la divisoria ha sido retirada, pero, la barracuda nadaría solo hasta el punto donde había la barrera, parando inmediatamente. ¡Pensaba que aun estaba allá! Muchas personas son como aquel pez salvaje. Ellas siguen enfrente hasta encontrar una barrera imaginaria, colocada allí por una actitud o limitación impuesta a sí mismas, y paran.

¿Qué tipo de barreras hemos colocado a nuestra frente, limitando nuestros sueños y propósitos? ¿Qué actitudes, nuestras o de otras personas, han impedido la busca de nuestras bendiciones celestinas? ¿Por qué hemos permitido que divisorias imaginarias se irgan en nuestro camino, haciendo con que el “somos más que vencedores” no sea real en nuestras vidas?

Necesitamos ejercitar nuestra fe. Ella circula obstáculos, atraviesa montanas, nos guía por valles áridos, hace caer toda y cualquier barrera imaginaria.

Cuando las circunstancias dicen “no”, nuestra fe grita “si”.

Cuando las frustraciones esparcen nubes oscuras, la confianza en el Señor abre una grieta y deja penetrar los relucientes rayos del sol.

Muchas veces chocamos con grandes barreras levantadas en frente nuestro. Ingratitud, celos, envidia, indiferencia, odio, o cualquiera otra cosa que tenga por objetivo impedir que seamos bendecidos por Dios. ¿Qué debemos hacer?

¿Seguir hasta allí y parar? ¿Regresar? ¿Desistir? ¡Claro que no! Necesitamos tener fe, confiar plenamente en nuestro Señor, agarrar en Sus manos y seguir adelante. Estará con nosotros, nos ensenara a derribar las barreras, estará aun a nuestro lado en victoria siempre!
………………………………
________________________________________

Viernes 04 de Noviembre de 2011
Viernes 31ª semana de tiempo ordinario
________________________________________
Santoral: Carlos Borromeo
________________________________________
Romanos 15,14-21
Ministro de Cristo Jesús para con los gentiles, para que la ofrenda de los gentiles agrade a Dios
Respecto a vosotros, hermanos, yo personalmente estoy convencido de que rebosáis de buena voluntad y de que os sobra saber para aconsejaros unos a otros. A pesar de eso, para traeros a la memoria lo que ya sabéis, os he escrito, a veces propasándome un poco. Me da pie el don recibido de Dios, que me hace ministro de Cristo Jesús para con los gentiles: mi acción sacra consiste en anunciar el Evangelio de Dios, para que la ofrenda de los gentiles, consagrada por el Espíritu Santo, agrade a Dios.
En Cristo Jesús estoy orgulloso de mi trabajo por Dios. Sería presunción hablar de algo que no fuera lo que Cristo hace por mi medio para que los gentiles respondan a la fe, con mis palabras y acciones, con la fuerza de señales y prodigios, con la fuerza del Espíritu de Dios. Tanto, que en todas direcciones, a partir de Jerusalén y llegando hasta la Iliria, lo he dejado todo lleno del Evangelio de Cristo. Eso sí, para mí es cuestión de amor propio no anunciar el Evangelio más que donde no se ha pronunciado aún el nombre de Cristo; en vez de construir sobre cimiento ajeno, hago lo que dice la Escritura: “Los que no tenían noticia lo verán, los que no habían oído hablar comprenderán.”
Salmo responsorial: 97
El Señor revela a las naciones su victoria.
Cantad al Señor un cántico nuevo, / porque ha hecho maravillas: / su diestra le ha dado la victoria, / su santo brazo. $R
El Señor da a conocer su victoria, / revela a las naciones su justicia: / se acordó de su misericordia y su fidelidad / en favor de la casa de Israel. R.
Los confines de la tierra han contemplado / la victoria de nuestro Dios. / Aclamad al Señor, tierra entera; / gritad, vitoread, tocad. R.
Lucas 16,1-8
Los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Un hombre rico tenía un administrador y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: “¿Qué es eso que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido.”
El administrador se puso a echar sus cálculos: “¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa.” Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo dijo al primero: “¿Cuánto debes a mi amo?” Éste respondió: “Cien barriles de aceite.” Él le dijo: “Aquí está tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta.” Luego dijo a otro: “Y tú, ¿cuánto debes?” Él contestó: “Cien fanegas de trigo.” Le dijo: “Aquí está tu recibo, escribe ochenta.” Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz.”
………………………………….
La historia de Jesús no es para que imitemos al deshonesto en la deshonestidad, sino para que seamos tan vivos en entrar en el cielo como él lo fue para ganar plata.
La historia de la vasija rota no viene demasiado a cuento. Pero podemos aprender de una vasija rota, como estaba rota la honestidad del administrador injusto y sirvió a Jesús para explicar el empeño en conseguir lo que se desea.
Hasta los pecados, que nos humillan, sirven para conocer el perdón de Dios, que nos consuela.
………………………………
LA VASIJA ROTA

“Un cargador de agua en la India tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo que él llevaba encima de los hombros.
Una de las vasijas tenía una grieta, mientras que la otra era perfecta entregaba el agua completa al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón.

Cuando llegaba, la vasija rota solo contenía la mitad del agua.
Por dos anos completos esto fue así diariamente.
Desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, perfecta para los fines para lo cual fue creada.

La pobre vasija agrietada muy avergonzada de su propia imperfección, se sentía miserable porque solo podía conseguir la mitad de lo que se suponía debía hacer.

Después de dos años le hablo al aguador diciéndole:

“Estoy avergonzada de mi misma y me quiero disculpar contigo…”

“¿Por qué?” Le pregunto el aguador.

“Porque debido a mis grietas, solo puedes entregar la mitad de mi carga, debido a mis grietas, solo obtienes la mitad del valor de lo que deberías.

“El aguador se sintió muy apesadumbrado por la vasija y con gran compasión le dijo:

“Cuando regresemos a la casa del patrón quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.
Así lo hizo y en efecto vio muchísimas flores hermosas a todo lo largo, pero de todos modos se sintió muy apenada porque al final solo llevaba la mitad de su carga.

El aguador le dijo:

“¿Te diste cuenta de que las flores solo crecen en tu lado del camino?, siempre he sabido de tus grietas y quise obtener ventaja de ello, sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde tú vas y todos los días tu las has regado.
Por dos anos yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi maestro.

Sin ser exactamente como eres, El no hubiera tenido esa belleza sobre su mesa”.

¡En la gran economía de Dios, todo es aprovechable!

Todos tenemos defectos, debilidades y cualidades y debemos sacar provecho de todos ellos para servir a Dios, nunca debemos sentirnos menos o más que otros, porque todos tenemos una menta que cumplir, un trabajo que hacer.

Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas.
Todos somos vasijas agrietadas, pero si le permitimos a Dios utilizar nuestras grietas para decorar la mesa de su Padre…
……………………………..
________________________________________

Sábado 05 de Noviembre de 2011
Sábado 31ª semana de tiempo ordinario
________________________________________
Santoral: Zacarías, Isabel, Silvia
Romanos 16,3-9.16.22-27
Saludaos unos a otros con el beso ritual
Hermanos: Saludos a Prisca y Aquila, colaboradores míos en la obra de Cristo Jesús; por salvar mi vida expusieron su cabeza, y no soy yo sólo quien les está agradecido, también todas las Iglesias de los gentiles. Saludad a la Iglesia que se reúne en su casa. Saludos a mi querido Apénelo, el primer convertido de Cristo en Asia. Saludos a María, que ha trabajado mucho por vosotros. Saludos a Adónico y Junio, mis paisanos y compañeros de prisión, ilustres entre los apóstoles, que llegaron a Cristo antes que yo. Saludos a Amplíate, mi amigo en el Señor. Saludos a Urbano, colaborador mío en la obra de Cristo, y a mi querido Estaques. Saludaos unos a otros con el beso ritual. Todas las Iglesias de Cristo os saludan. Yo, Tercio, que escribo la carta, os mando un saludo en el Señor. Os saluda Gayo, que me hospeda, y toda esta Iglesia. Os saluda Erasto, tesorero de la ciudad, y nuestro hermano Cuarto.
Al que puede fortaleceros según el Evangelio que yo proclamo, predicando a Cristo Jesús, revelación del misterio mantenido en secreto durante siglos eternos y manifestado ahora en los escritos proféticos, dado a conocer por decreto del Dios eterno, para traer a todas las naciones a la obediencia de la fe, al Dios, único sabio, por Jesucristo, la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
Salmo responsorial: 144
Bendeciré tu nombre por siempre, Dios mío, mi rey.
Día tras día, te bendeciré / y alabaré tu nombre por siempre jamás. / Grande es el Señor, merece toda alabanza, / es incalculable su grandeza. R.
Una generación pondera tus obras a la otra, / y le cuenta tus hazañas. / Alaban ellos la gloria de tu majestad, / y yo repito tus maravillas. R.
Que todas las criaturas te den gracias, Señor, / que te bendigan tus fieles; / que proclamen la gloria de tu reinado, / que hablen de tus hazañas. R.
Lucas 16,9-15
Si no fuisteis de fiar en el injusto dinero, ¿quién os confiará lo que vale de veras?
En aquel tiempo, decía Jesús a sus discípulos: “Ganaos amigos con el dinero injusto, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas. El que es de fiar en lo menudo también en lo importante es de fiar; el que no es honrado en lo menudo tampoco en lo importante es honrado. Si no fuisteis de fiar en el injusto dinero, ¿quién os confiará lo que vale de veras? Si no fuisteis de fiar en lo ajeno, ¿lo vuestro, quién os lo dará? Ningún siervo puede servir a dos amos, porque, o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero.”
Oyeron esto unos fariseos, amigos del dinero, y se burlaban de él. Jesús les dijo: “Vosotros presumís de observantes delante de la gente, pero Dios os conoce por dentro. La arrogancia con los hombres Dios la detesta.”
…………………………
Amigos del dinero.
El dinero sirve para comprar el cielo. No se puede despreciar, puesto que con él se puede comprar cosa tan grande. ¿Cómo? Dándoselo a los pobres.
……………………………..
¿Por qué existen los insectos?

Un joven príncipe preguntó un día a su maestro: -¿Para qué ha creado Dios las moscas y las arañas? Semejantes insectos no son útiles al hombre, y yo, si pudiese, los haría desaparecer de la tierra.
-Toda la creación -replicó su maestro- está tan sabiamente ordenada, que todas las criaturas, aún las más pequeñas, tienen alguna razón de existir, aunque nosotros no lo comprendamos.
El príncipe movió la cabeza, poco convencida de lo que decía el maestro.

Algunos años después, el príncipe tuvo que ir a la guerra y, vencido en una batalla, se vio obligado a huir avergonzado a la vista de su enemigo. Llegada la noche fatigado por el cansancio, se tendió al pie de un árbol en medio del bosque y se quedó profundamente dormido.
Un soldado enemigo, que le había seguido, se le acercó despacio mientras dormía, para matarlo, pero en aquel momento una mosca se posó en la mejilla del príncipe y le picó tan fuerte, que le hizo despertar sobresaltado. Inmediatamente se levantó, sacó la espada y puso en fuga al soldado enemigo.
Libre de aquel peligro, el príncipe fue a esconderse a una cueva cercana. Durante la noche una araña tejió su tela a la entrada de la caverna y al despuntar la mañana ya había terminado su magnífica obra.
En aquel momento, dos soldados que buscaban al fugitivo pasaron frente a la entrada de la cueva en la que se había refugiado el príncipe; éste oyó lo que hablaban:
-Mira, debe estar aquí escondido.
-No -replicó el otro-, no es posible que se encuentre en esta cueva, pues al entrar debería haber roto esta telaraña.
Cuando los soldados se fueron, el príncipe levantó las manos al cielo: -Dios mío -dijo-, te doy gracias. Ayer me has salvado la vida por medio de una mosca, hoy por medio de una araña. Las obras de tus manos
Igual que el príncipe del cuento, muchos otros piensan que en la naturaleza hay seres que no deberían de existir: arañas, insectos, víboras, reptiles, murciélagos, etc., y también hay quienes piensan que algunas personas no deberían de existir, por ejemplo los delincuentes -ladrones, asesinos, secuestradores- , los políticos corruptos, los tiranos, las personas prepotentes e injustas, llegando al extremo de desear que no existan los enfermos, los niños de la calle, los niños no planeados, las personas pobres, las de color…
Llega a tanto nuestra insensatez que creemos que sólo merece vivir la “gente bonita”: con dinero, bien parecida, con cierta cultura…, sin embargo, Dios se encarga de mostrarnos que así como las arañas o las moscas tienen una función en el mundo, también los seres humanos en situación de desventaja económica, cultural, de saludo que ha cometido errores en su vida tiene una misión que cumplir como cualquier otra persona, porque en la concepción y nacimiento de los seres humanos no hay casualidades o “accidentes”.
Para empezarlos delincuentes no nacieron así, sino que el ambiente desfavorable, los malos ejemplos, , las carencias materiales y espirituales en las que crecieron, la vida cómoda o fácil y las malas decisiones, han influido en su estilo de vida, pero ciertamente existe para ellos la esperanza de una rehabilitación.
Tenemos personas que viven en condiciones de desventaja como ,1a pobreza, la enfermedad o la ignorancia, que están en este mundo porque, una vez saliendo de su situación- con nuestra ayuda efectiva-, pueden aportar mucho a la sociedad, y aún sin salir de de aquella, muchas veces nos dan ejemplo de alegría, solidaridad, generosidad, humanismo… y constituyen una oportunidad de crecimiento para los que no estamos en sus circunstancias de vida. Ellos nos recuerdan lo mucho que debemos agradecer y también, el deber moral que tenemos de compartir un poco de esas bendiciones con quienes no las han recibido, por ejemplo, los niños que fueron concebidos sin ser planeados o deseados, o incluso concebidos con violencia, son víctimas que requieren de amor y respeto, y si están aquí es por algo y para algo, quizá muy grande como tantos casos de personajes ilustres que fueron concebidos en situaciones difíciles, pero gracias al apoyo recibido pudieron plasmar la huella imborrable de su paso por este mundo.
{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{

________________________________________

Domingo 06 de Noviembre de 2011
32º domingo de tiempo ordinario
________________________________________
Santoral: Leonardo

Sabiduría 6,12-16
Encuentran la sabiduría los que la buscan
La sabiduría es radiante e inmarcesible, la ven fácilmente los que la aman, y la encuentran los que la buscan; ella misma se da a conocer a los que la desean. Quien madruga por ella no se cansa: la encuentra sentada a la puerta. Meditar en ella es prudencia consumada, el que vela por ella pronto se ve libre de preocupaciones; ella misma va de un lado a otro buscando a los que la merecen; los aborda benigna por los caminos y les sale al paso en cada pensamiento.
Salmo responsorial: 62
Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío.
Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo, / mi alma está sedienta de ti; / mi carne tiene ansia de ti, / como tierra reseca, agotada, sin agua. R.
¡Cómo te contemplaba en el santuario / viendo tu fuerza y tu gloria! / Tu gracia vale más que la vida, / te alabarán mis labios. R.
Toda mi vida te bendeciré / y alzaré las manos invocándote. / Me saciaré como de enjundia y de manteca, / y mis labios te alabarán jubilosos. R.
En el lecho me acuerdo de ti / y velando medito en ti, / porque fuiste mi auxilio, / y a la sombra de tus alas canto con júbilo. R.
1Tesalonicenses 4,13-18
A los que han muerto, Dios, por medio de Jesús. Los llevará con él
Hermanos, no queremos que ignoréis la suerte de los difuntos para que no os aflijáis como los hombres sin esperanza. Pues si creemos que Jesús ha muerto y resucitado, del mismo modo, a los que han muerto, Dios, por medio de Jesús, los llevará con él. Esto es lo que os decimos como palabra del Señor: Nosotros, los que vivimos y quedamos para cuando venga el Señor, no aventajaremos a los difuntos. Pues él mismo, el Señor, cuando se dé la orden, a la voz del arcángel y al son de la trompeta divina, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitarán en primer lugar. Después nosotros, los que aún vivimos, seremos arrebatados con ellos en la nube, al encuentro del Señor, en el aire. Y así estaremos siempre con el Señor. Consolaos, pues, mutuamente con estas palabras.
Mateo 25,1-13
¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: “Se parecerá el reino de los cielos a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco eran sensatas. Las necias, al tomar las lámparas, se dejaron el aceite; en cambio, las sensatas se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas. El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron. A medianoche se oyó una voz: “¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!” Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las sensatas: “Dadnos un poco de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas.” Pero las sensatas contestaron: “Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis.” Mientras iban a comprarlo, llegó el esposo, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerró la puerta. Más tarde llegaron también las otras doncellas, diciendo: “Señor, señor, ábrenos.” Pero él respondió: “Os lo aseguro: no os conozco.” Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora.”
………………….
La necedad consiste en la falta de previsión.
Los flojos son necios, tienen raíces ajenas y al final no son dueños de su propia vida.
El viento se lleva a la hiedra que no quiso prever su propia raíz.
Nuestro aceite, nuestra raíz, es nuestro amor. El día de la persecución o de la prueba sólo permanecerá quien amó mucho a Dios.
……………………………………………..
El Roble y La Hiedra.

Un hombre edifico su casa. Y la embelleció con un jardín interno. En el centro planto un roble. Y el roble creció lentamente.
Día a día echaba raíces y fortalecía su tallo, para convertirlo en tronco, capaz de resistir los vientos y las tormentas.

Junto a la pared de su casa planto una hiedra y la hiedra comenzó a levantarse velozmente.
Todos los días extendía sus tentáculos llenos de ventosas, y se iba alzando adherida a la pared.

Al cabo de un tiempo la hiedra caminaba sobre los tejados.
El roble crecía silenciosa y lentamente.

— ¿Como estas, amigo roble?, pregunto una mañana la hiedra.

—Bien, mi amiga, contesto el roble.

—Eso dices porque nunca llegaste hasta esta altura —agrego la hiedra con mucha ironía—Desde aquí se ve todo tan distinto.
A veces me da pena verte siempre allá en el fondo del patio.

—No te burles, amiga —respondió muy humilde el roble—.
Recuerda que lo importante no es crecer deprisa, sino con firmeza.

Entonces la hiedra lanzo una carcajada burlona.

Y el tiempo siguió su marcha.
El roble creció con su ritmo firme y lento.
Las paredes de la casa envejecieron.

Una fuerte tormenta sacudió con un ciclón la casa y su jardín.
Fue una noche terrible. El roble se aferro con sus raíces para mantenerse erguido.
La hiedra se aferro con sus ventosas al viejo muro para no ser derribada.
La lucha fue dura y prolongada.

Al amanecer, el dueño de la casa recorrió su jardín, y vio que la hiedra había sido desprendida de la pared, y estaba enredada sobre sí misma, en el suelo, al pie del roble.
Y el hombre arranco la hiedra, y la quemo.

Mientras tanto el roble reflexionaba:

—Es mejor crecer sobre raíces propias y crear un tronco fuerte, que ganar altura con rapidez, colgados de la seguridad de otros

________________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: