Lunes 2 de Enero del 2012

Lunes 02 de Enero de 2012
Antes de Epifanía
________________________________________
Santoral: Basilio Magno, Gregorio Nazianceno
1Juan 2,22-28
Lo que habéis oído desde el principio permanezca en vosotros
Queridos hermanos: ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Ése es el Anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. Todo el que niega al Hijo tampoco posee al Padre. Quien confiesa al Hijo posee también al Padre. En cuanto a vosotros, lo que habéis oído desde el principio permanezca en vosotros. Si permanece en vosotros lo que habéis oído desde el principio, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre; y ésta es la promesa que él mismo nos hizo: la vida eterna.
Os he escrito esto respecto a los que tratan de engañaros. Y en cuanto a vosotros, la unción que de él habéis recibido permanece en vosotros, y no necesitáis que nadie os enseñe. Pero como su unción os enseña acerca de todas las cosas -y es verdadera y no mentirosa- según os enseñó, permanecéis en él. Y ahora, hijos, permaneced en él para que, cuando se manifieste, tengamos plena confianza y no quedemos avergonzados lejos de él en su venida.
Salmo responsorial: 97
Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.
Cantad al Señor un cántico nuevo, / porque ha hecho maravillas: / su diestra le ha dado la victoria, / su santo brazo. R.
El Señor da a conocer su victoria, / revela a las naciones su justicia: / se acordó de su misericordia y su fidelidad / en favor de la casa de Israel. R.
Los confines de la tierra han contemplado / la victoria de nuestro Dios. / Aclama al Señor, tierra entera; / gritad, vitoread, tocad. R.
Juan 1,19-28
En medio de vosotros hay uno que no conocéis
Éste fue el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a Juan a que le preguntaran: “¿Tú quién eres?” Él confesó sin reservas: “Yo no soy el Mesías.” Le preguntaron: “¿Entonces, qué? ¿Eres tú Elías?” Él dijo: “No lo soy.” “¿Eres tú el Profeta?” Respondió: “No.” Y le dijeron: “¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado, ¿qué dices de ti mismo?” Él contestó: “Yo soy la voz que grita en el desierto: “Allanad el camino del Señor”, como dijo el profeta Isaías.”
Entre los enviados había fariseos y le preguntaron: “Entonces, ¿por qué bautizas si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?” Juan les respondió: “Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia.” Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde estaba Juan bautizando.
……………………..
La diferencia entre el bautismo de Jesús y el de Juan es sencilla. Uno es con agua, otro es con Espíritu. Es la misma diferencia entre Juan, que es la oración, y Jesús, que es la gracia.
Pedimos la gracia que necesitamos. Pedirla ya es un don, pero el don por excelencia es recibirla. Una cosa la hace el hombre movido por el Espíritu, la otra la hace el mismo Espíritu en el hombre.
Nosotros no estamos llamados a orar. Oraríamos en el aire. Estamos llamados a encontrarnos con Dios.
La parábola de los tres leones indica precisamente que hay un león que no se rinde hasta alcanzar su objetivo. Ése es el que no se conforma con orar. Quiere encontrarse con Dios.
………………………..
Los Tres Leones

En una selva vivían tres leones. Un dia el mono, el representante electo por los animales, convoco a una reunion para pedirles una toma de decision.

Todos nosotros- dijo el mono- sabemos que el leon es el rey de los animales, pero tenemos a una gran confusion: En la selva existen tres leones y los tres son muy fuertes. A cual de ellos debemos rendir obediencia ? Cual de ellos debera ser nuestro Rey ?

Los leones supieron de la reunion y comentaron entre si:

-Es verdad, la preocupacion de los animales tiene mucho sentido. Una selva no puede tener tres reyes. Luchar entre nosotros no queremos ya que somos muy amigos… Necesitamos saber cual sera el elegido, pero, Como descubrirlo ?

Otra vez los animales se reunieron y despues de mucho deliberar, le comunicaron a los tres leones la decision tomada:

-Encontramos una solucion muy simple para el problema, y decidimos que ustedes tres van a escalar la Montana Dificil. El que llegue primero a la cima sera consagrado nuestro Rey.

La Montana Dificil era la mas alta de toda la selva. El desafio fue aceptado y todos los animales se reunieron para asistir a la gran escalada.

El primer leon intento escalar y no pudo llegar. El segundo empezo con todas las ganas, pero, tambien fue derrotado. El tercer leon tampoco lo pudo conseguir y bajo derrotado.

Los animales estaban impacientes y curiosos; si los tres fueron derrotados, Como elegirian un rey ?

En este momento, un aguila, grande en edad y en sabiduria, pidio la palabra:

-¡ Yo se quien debe ser el rey ! Todos los animales hicieron silencio y la miraron con gran expectativa.

– Como ?, preguntaron todos.

-Es simple… dijo el aguila. Yo estaba volando bien cerca de ellos y cuando volvian derrotados en su escalada por la Montana Dificil escuche lo que cada uno dijo a la Montana.

El primer leon dijo: – ¡ Montana, me has vencido !

El segundo leon dijo: – ¡ Montana, me has vencido !

El tercer leon dijo: – ¡ Montana, me has vencido, por ahora ! Pero ya llegaste a tu tamano final y yo todavia estoy creciendo.

La diferencia, completo el aguila, es que el tercer leon tuvo una actitud de vencedor cuando sintio la derrota en aquel momento.

Los animales aplaudieron entusiasmadamente al tercer leon que fue coronado El Rey de los Animales.

Moraleja: No tiene mucha importancia el tamano de las dificultades o situaciones que tengas. Tus problemas, por lo menos la mayor parte de las veces, ya llegaron al nivel maximo, pero no tu.

Tu todavia estas creciendo y el Senor en ti es mas grande que todos tus problemas juntos.

Todavia no llegaste al limite de tu potencial y de tu excelencia.

La Montana de las Dificultades tiene un tamano fijo, limitado. ¡ Tutodavia estas creciendo !
…………………….
Martes 03 de Enero de 2012
Antes de Epifanía
________________________________________
Santoral: Genoveva
1Juan 2,29-3,6
Todo el que permanece en él no peca
Queridos hermanos: Si sabéis que él es justo, reconoced que todo el que obra la justicia ha nacido de él. Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es. Todo el que tiene esperanza en él se purifica a sí mismo, como él es puro.
Todo el que comete pecado quebranta también la ley, pues el pecado es quebrantamiento de la ley. Y sabéis que él se manifestó para quitar los pecados, y en él no hay pecado. Todo el que permanece en él no peca. Todo el que peca no le ha visto ni conocido.
Salmo responsorial: 97
Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.
Cantad al Señor un cántico nuevo, / porque ha hecho maravillas: / su diestra le ha dado la victoria, / su santo brazo. R.
Los confines de la tierra han contemplado / la victoria de nuestro Dios. / Aclama al Señor, tierra entera; / gritad, vitoread, tocad. R.
Tañed la citara para el Señor, / suenen los instrumentos: / con clarines y al son de trompetas, / aclamad al Rey y Señor. R.
Juan 1,29-34
Éste es el Cordero de Dios
Al día siguiente, al ver Juan a Jesús que venía hacia él, exclamó: “Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo dije: “Tras de mí viene un hombre que está por delante de mí, porque existía antes que yo.” Yo no lo conocía, pero he salido a bautizar con agua, para que sea manifestado a Israel.”
Y Juan dio testimonio diciendo: “He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como una paloma, y se posó sobre él. Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: “Aquél sobre quien veas bajar el Espíritu y posarse sobre él, ése es el que ha de bautizar con Espíritu Santo.” Y yo lo he visto, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.”
………………………….
Juan señala al Cordero de Dios.
Parece necesaria, pero pasajera, su función. La de Juan es sòlo señalar. Sin embargo, Juan es un símbolo de la Iglesia. Señala perpetuamente. Aquel que ha encontrado al Señor es siempre su cuerpo. Porque el cuerpo señala dónde está el alma. Y es su compañero inseparable. Y, precisamente por ello, señala dónde está el alma. Sin confundirse, sin separarse, viviendo siempre uno de la otra. La muerte, en este matrimonio, es una tragedia.
Pero así como el verdadero amor es inseparable, así Dios nos devolverá la vida.
El que quería hacer de tigre, en la historia que les cuento, se lamentaba de falta de caridad. La caridad es lo contrario, lo que tengo que hacer yo. Mi caridad comienza por el amor a Dios, que nos ha amado primero, y que no se separa de nosotros nunca. No consiste en recibir, consiste en tener siempre la mano dispuesta a dar. Pero tampoco es una cosa pasajera. Puede ser pasajero el favor, pero no el motivo, que es el amor.
Dame caridad, Señor.
………………………………………………

La liebre y el tigre.

Que gran decepcion tenia el joven de esta historia, su amargura absoluta era por la forma tan inhumana en que se comportaban todas las personas; al parecer, ya a nadie le importaba nadie.

Un dia dando un paseo por el monte, vio sorprendido que una pequena liebre le llevaba comida a un enorme tigre malherido, el cual no podia valerse por si mismo.

Le impresiono tanto al ver este hecho, que regreso al dia siguiente para ver si el comportamiento de la liebre era casual o habitual. Con enorme sorpresa pudo comprobar que la escena se repetia: la liebre dejaba un buen trozo de carne cerca del tigre.

Pasaron los dias y la escena se repitio de un modo identico, hasta que el tigre recupero las fuerzas y pudo buscar la comida por su propia cuenta.

Admirado por la solidaridad y cooperacion entre los animales, se dijo:

“No todo esta perdido. Si los animales, que son inferiores a nosotros, son capaces de ayudarse de este modo, mucho mas lo haremos las personas”.

Y decidio hacer la experiencia: Se tiro al suelo, simulando que estaba herido, y se puso a esperar que pasara alguien y le ayudara.

Pasaron las horas, llego la noche y nadie se acerco en su ayuda. Estuvo asi durante todo el dia, ya se iba a levantar, mucho mas decepcionado que cuando comenzamos a leer esta historia, con la conviccion de que la humanidad no tenia el menor remedio, sintio dentro de si todo el desespero del hambriento, la soledad del enfermo, la tristeza del abandono, su corazon estaba devastado, y casi no sentia deseos de levantarse.

Entonces alli, en ese instante, lo oyo…

¡Con qué claridad, qué hermoso!, una hermosa voz, muy dentro de él le dijo:

“Si quieres encontrar a tus semejantes, si quieres sentir que todo ha valido la pena, si quieres seguir creyendo en la humanidad, para encontrar a tus semejantes como hermanos, deja de hacer de tigre y simplemente sé la liebre”.
………………………………………….
Miércoles 04 de Enero de 2012
Antes de Epifanía
________________________________________
Santoral: Rigoberto, Yolanda

1Juan 3,7-10
No puede pecar, porque ha nacido de Dios
Hijos míos, que nadie os engañe. Quien obra la justicia es justo, como él es justo. Quien comete el pecado es del diablo, pues el diablo peca desde el principio. El Hijo de Dios se manifestó para deshacer las obras del diablo. Todo el que ha nacido de Dios no comete pecado, porque su germen permanece en él, y no puede pecar, porque ha nacido de Dios. En esto se reconocen los hijos de Dios y los hijos del diablo: todo el que no obra la justicia no es de Dios, ni tampoco el que no ama a su hermano.
Salmo responsorial: 97
Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.
Cantad al Señor un cántico nuevo, / porque ha hecho maravillas: / su diestra le ha dado la victoria, / su santo brazo. R.
Retumbe el mar y cuanto contiene, / la tierra y cuantos la habitan; / aplaudan los ríos, aclamen los montes. R.
Al Señor, que llega para regir la tierra. / Regirá el orbe con justicia / y los pueblos con rectitud. R.
Juan 1,35-42
Hemos encontrado al Mesías
En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice: “Éste es el Cordero de Dios.” Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: “¿Qué buscáis?” Ellos le contestaron: “Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?” Él les dijo: “Venid y lo veréis.” Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde.
Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: “Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo).” Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo: “Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro).”
………………………………..
El mal ciega. Los apóstoles encuentran a Jesús porque tienen los ojos abiertos. Abrir los ojos es saber descubrir el bien que hay en el otro. El que lo hace encuentra a Dios y salva su propia vida.
El encuentro con Jesús no nos ciega al amor propio. Jesús es aquel que ha venido a llenar nuestro corazón, el que nos ama, el que cura nuestras heridas, el que vence nuestros resentimientos, porque si llena de amor, ¿a quién vamos a odiar?
Los gorriones de la parábola eran incapaces de salir del círculo cerrado de su odio. Jesús ha venido a darnos luz, a darnos perspectiva. Somos amados por Alguien tan grande que nuestros odios pequeños no valen la pena. Y la salvación no es del enemigo de la tierra, sino del infierno.
…………………….

Pelea de los dos gorriones

Un conductor conducia por la carretera a unos 95 kph cuando vio dos gorriones en una feroz batalla al lado de la carretera. Se estaban atacando mutuamente con gran furia, y las plumas se veian volando.

A medida que el auto se acercaba, se atascaron en el combate. Juntos se levantaban por el aire y aleteaban ciegamente hacia el auto. Haciendo un violento ruido sordo se estrellaron contra el parabrisas dejando una mancha de sangre y plumas. Estaban tan absortos en su pelea que no vieron un peligro mayor. Su rina les costo la vida.

¡Cuantas veces actuamos como esos dos gorriones! No nos damos cuenta de que en una pelea, nunca gana nadie. Ambos perdemos. Guardamos resentimientos y nuestros enfados crecen desproporcionadamente.

No se porque habrán peleado esos dos gorriones, pero no valia la pena morir por ello. Tampoco vale la pena morir por nuestras rinas.

……………………………………………………………
Jueves 05 de Enero de 2012
Antes de Epifanía
________________________________________
Santoral: Telesforo, Emiliana
1Juan 3,11-21
Hemos pasado de la muerte a la vida, porque amamos a los hermanos
Queridos hermanos: Éste es el mensaje que habéis oído desde el principio: que nos amemos unos a otros. No seamos como Caín, que procedía del Maligno y asesinó a su hermano. ¿Y por qué lo asesinó? Porque sus obras eran malas, mientras que las de su hermano eran buenas. No os sorprenda, hermanos, que el mundo os odie; nosotros hemos pasado de la muerte a la vida: lo sabemos porque amamos a los hermanos. El que no ama permanece en la muerte. El que odia a su hermano es un homicida. Y sabéis que ningún homicida lleva en sí vida eterna. En esto hemos conocido el amor: en que él dio su vida por nosotros. También nosotros debemos dar nuestra vida por los hermanos.
Pero si uno tiene de qué vivir y, viendo a su hermano en necesidad, le cierra sus entrañas, ¿cómo va a estar en él el amor de Dios? Hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras. En esto conoceremos que somos de la verdad y tranquilizaremos nuestra conciencia ante él, en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo. Queridos, si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios.
Salmo responsorial: 99
Aclama al Señor, tierra entera.
Aclama al Señor, tierra entera, / servid al Señor con alegría, / entrad en su presencia con vítores. R.
Sabed que el Señor es Dios: / que él nos hizo y somos suyos, / su pueblo y ovejas de su rebaño. R.
Entrad por sus puertas con acción de gracias, / por sus atrios con himnos, / dándole gracias y bendiciendo su nombre. R.
“El Señor es bueno, / su misericordia es eterna, / su fidelidad por todas las edades.” R.
Juan 1,43-51
Tú eres el Hijo de Dios, el Rey de Israel
En aquel tiempo, determinó Jesús salir para Galilea; encuentra a Felipe y le dice: “Sígueme.” Felipe era de Betsaida, ciudad de Andrés y de Pedro. Felipe encuentra a Natanael y le dice: “Aquel de quien escribieron Moisés en la Ley y los profetas, lo hemos encontrado: Jesús, hijo de José, de Nazaret.” Natanael le replicó: “¿De Nazaret puede salir algo bueno?” Felipe le contestó: “Ven y verás.”
Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: “Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño.” Natanael le contesta: “¿De qué me conoces?” Jesús le responde: “Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.” Natanael respondió: “Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.” Jesús le contestó: “¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores.” Y le añadió: “Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.”
……………………………
Natanael es desconfiado. Los profetas no abundan. Dios no tiene por qué hablar al vecino si tampoco antes lo hizo conmigo. No hay milagros. O, al menos, yo nos los he visto. Natanael tiene como refrán aquello de “piensa mal y acertaràs”.
Pero Natanael es un verdadero israelita, en quien no hay engaño. Jesús destruye la barrera de racionalismo que separa a Natanael de la verdad con una frase hermosa: “Cuando estabas bajo la higuera, te vi”. Jesús conoce a Natanael desde siempre, se ha fijado en él y le ama. Natanael, como después Zaqueo, se queda anonadado, no sólo es que Dios ha bajado a la tierra, es que se ha fijado en aquel que se cree, por pensar mal de Dios, solo en el mundo.
Así soy yo.
La lechuza de la historia debía cambiar ella para que cambiara la gente. No es Dios el que ha de cambiar, he de cambiar yo, que soy desconfiado. Él me ha dado motivos suficientes para la fe.
Pero me es casi imposible creer que de Nazaret puede salir algo bueno o que Dios se haya fijado en mí.
……………………
…………………………………

Fabula de la lechuza y la codorniz

Muchas actitudes humanas que engendran conflictos e insatisfacciones, se pueden explicar con la ayuda de una fábula que se atribuye a un pensador Chino. Partimos de un dialogo entre animalitos:

-¿Adonde pretendes volar?, le pregunto una codorniz a una lechuza que aparecio por alli, fuera de horario, con el proyecto de un viaje lejano en mente, disconforme por la situacion que le rodeaba.

-Me voy hacia el sur; ya lo tengo decidido, fue la respuesta amarga de la lechuza.

–¿Y por que te vas?

–Desaparezco de aqui porque los vecinos de la aldea ya no soportan mis chillidos y gritos estridentes. Estoy cansada de amenazas.

La codorniz, perpleja, tratando de no perder la calma, hizo una mueca intentando una sonrisa, y le aconsejo:

–“No te apresures… piensa bien lo que vas a hacer. Con salir de aqui no se soluciona mucho el problema. Lo que tienes que hacer es cambiar ese grito estridente y molesto por otro mas suave, cadencioso y en unas horas veras como la gente te va a apreciar y mas de uno te admirara.

Si no te animas a cambiar tu ruidoso comportamiento, acuérdate de que en ningun lugar de la tierra encontraras paz… a lo sumo que quieras habitar en un solitario desierto”.
………………………
Viernes 06 de Enero de 2012
Antes de Epifanía
________________________________________
Santoral: Melchor, Gaspar y Baltasar

1Juan 5,5-13
El Espíritu, el agua y la sangre
Queridos hermanos: ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? Éste es el que vino con agua y con sangre: Jesucristo. No sólo con agua, sino con agua y con sangre; y el Espíritu es quien da testimonio, porque el Espíritu es la verdad. Porque tres son los testigos: el Espíritu, el agua y la sangre, y los tres están de acuerdo.
Si aceptamos el testimonio humano, más fuerza tiene el testimonio de Dios. Éste es el testimonio de Dios, un testimonio acerca de su Hijo. El que cree en el Hijo de Dios tiene dentro el testimonio. Quien no cree a Dios le hace mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo. Y éste es el testimonio: Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo. Quien tiene al Hijo tiene la vida, quien no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Os he escrito estas cosas a los que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que os deis cuenta de que tenéis vida eterna.
Salmo responsorial: 147
Glorifica al Señor, Jerusalén.
Glorifica al Señor, Jerusalén; / alaba a tu Dios, Sión: / que ha reforzado los cerrojos de tus puertas, / y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. R.
Ha puesto paz en tus fronteras, / te sacia con flor de harina. / Él envía su mensaje a la tierra, / y su palabra corre veloz. R.
Anuncia su palabra a Jacob, / sus decretos y mandatos a Israel; / con ninguna nación obró así, / ni les dio a conocer sus mandatos. R.
Marcos 1,7-11
Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto
En aquel tiempo, proclamaba Juan: “Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.”
Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia él como una paloma. Se oyó una voz del cielo: “Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto.”
…………………………………….
Los reyes magos se pueden rodear de fábulas y leyendas, pero en realidad son los que buscan al Señor en medio de la noche, guiados por las estrellas que sòlo brillan en la oscuridad. Porque hace falta que se marchen los ídolos para ver los signos de Dios, y los ídolos son aquello en lo que ponemos la confianza. Sin bultos se camina más rápido. Sin obstáculos se ve mejor.
Jesús, en este evangelio, se despoja de todo para ser bautizado. Y para el Pobre de Nazaret aparece su Padre y baja el Espíritu.
La pobreza no es un sacrificio, es una condición del encuentro con Dios.
A la cigüeña le quisieron festejar y casi la matan. Eso es lo que nos pasa a nosotros con las riquezas. Para que la cigüeña se salve tiene que vivir en la pobreza.
…………………………………………

LA CIGüEÑA

SE CUENTA QUE UNA CIGÜEÑA LLEGÓ A UNA POBLACIÓN DESPUÉS DE UN LARGO Y CRUDO INVIERNO. LA GENTE LA RECIBIÓ CON BUEN AUGURIO Y SE DETERMINÓ AGASAJAR A LA TEMPRANERA CIGÜEÑA. PREPARARON BEBIDAS ALCÓHOLICAS, QUE HICIERON BEBER A LA CIGÜEÑA QUE A LOS POCOS DIAS ENFERMÓ GRAVEMENTE…………
……………………………………………….
Sábado 07 de Enero de 2012
Antes de Epifanía
________________________________________
Santoral: Raimundo de Peñafort
1Juan 5,14-21
Nos escucha en lo que le pedimos
Queridos hermanos: En esto está la confianza que tenemos en él: en que si le pedimos algo según su voluntad, nos escucha. Y si sabemos que nos escucha en lo que le pedimos, sabemos que tenemos conseguido lo que le hayamos pedido.
Si alguno ve que su hermano comete un pecado que no es de muerte, pida y Dios le dará vida -a los que cometan pecados que no son de muerte, pues hay un pecado que es de muerte, por el cual no digo que pida-. Toda injusticia es pecado, pero hay pecado que no es de muerte.
Sabemos que todo el que ha nacido de Dios no peca, sino que el Engendrado de Dios lo guarda, y el Maligno no llega a tocarle. Sabemos que somos de Dios, y que el mundo entero yace en poder del Maligno. Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado inteligencia para que conozcamos al Verdadero. Nosotros estamos en el Verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el Dios verdadero y la vida eterna. Hijos míos, guardaos de los ídolos.
Salmo responsorial: 149
El Señor ama a su pueblo.
Cantad al Señor un cántico nuevo, / resuene su alabanza en la asamblea de los fieles; / que se alegre Israel por su Creador, / los hijos de Sión por su Rey. R.
Alabad su nombre con danzas, / cantadle con tambores y cítaras; / porque el Señor ama a su pueblo / y adorna con la victoria a los humildes. R.
Que los fieles festejen su gloria / y canten jubilosos en filas, / con vítores a Dios en la boca; / es un honor para todos sus fieles. R.
Juan 2,1-12
En Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos
En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: “No les queda vino.” Jesús le contestó: “Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora.” Su madre dijo a los sirvientes: “Haced lo que él diga.”
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una. Jesús les dijo: “Llenad las tinajas de agua.” Y las llenaron hasta arriba. Entonces les mandó: “Sacad ahora y llevádselo al mayordomo.” Ellos se lo llevaron. El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: “Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora.”
Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria, y creció la fe de sus discípulos en él. Después bajó a Cafarnaún con su madre y sus hermanos y sus discípulos, pero no se quedaron allí muchos días.
……………………………………
Si no llenas las tinajas con el dedo de Dios no se volverá vino tu vida. No basta con que la tinaja esté vacía. Mucho peor es que esté llena. Tienes que llenarla de Espíritu Santo y eso sólo lo da Cristo.
Tú eres un pichón de águila. No llenes tus sueños con sueños de gallina, de pato o de cisne, busca al autor de la vida y llénalos de su Espíritu, de su rayo de sol. Encuéntrate con Aquel que después hace feliz toda tu vida, aunque ésta, aparentemente, sea como la de Jesús en Nazaret. Nazaret tiene un secreto. Cada hombre lo tiene, como lo tenía el pichón del águila.
No es cuestión de renunciar a Nazaret ni a Caná. Es cuestión de que esté Jesús ahí.
Pero no creas en lo cotidiano de Nazaret. Cree en Jesús que vive ahí.
……………………………………………………

El pichón de águila

Un día, recorriendo la montaña un pastor encontró, medio muerto de hambre y abandonado, en un nido roto, un pichón de águila.

El polluelo fue recogido y cuidado por el pastor, quien lo llevó a su casa y dió a sus hijos.

Con el tiempo, lo que fue un débil pichón, se convirtió en una joven ave un poco mascota, un poco juguete, de los chicos de la casa. Recuerdo que solían llevarla al pueblo con una cadenita atada a la patita y la paseaban como quien lleva un perrito faldero.

La joven águila vivía encantada esta experiencia, pero estaba escrito que su vida debía transcurrir rodeada de otras aves, y así fue como terminó formando parte de los emplumados habitantes del gallinero.

Vida apacible, sin duda: comer todo el día, chismorrear con el vecino, alborotarse por cualquier ruido, atrapar algún gusanito despistado… Por la noche dormir en su palito, acurrucada entre las gordas ponedoras.

Claro, se veía distinto: el patote feo un día se convirtió en cisne, el pollito amarrillo creció y llegó a ser el rey del gallinero, con una cresta tan roja y hermosa que parecía una corona.

Las mismas gallinas cluecas cobijando docenas de huevos que un buen día se convertirían en bolitas de pelusa en movimiento. ¿Y ella? Sin duda era la más altiva, la más distante, la que veía mas lejos, y la que tenia alas más largas.

Alas ¿para qué?

Un día, la joven águila miró por fin al cielo. Entre las más oscuras nubes de lluvia se formo de pronto un hueco que atravesó un rayo de sol.

Y este rayo inflamó el corazón del águila, dio energía a sus dormidas alas y, extendiéndolas en toda su envergadura, las hizo vibrar, al principio, lentamente, algo de vuelo, luego cada vez más alto y más alto, hacia aquel pedazo de cielo y aquel rayo de luz que la llamaba.
……………………………………………………………………
Domingo 08 de Enero de 2012
Epifanía del Señor
________________________________________
Santoral: Severino, Luciano
Martirologio y efemérides latinoamericanos: 8.1.1982: Domingo Cahuec Sic, indígena achí, catequista delegado de la Palabra, campesino, en Rabinal, Baja Verapaz, Guatemala.
________________________________________
Comentarios a las lecturas de esta semana
Dibujo de Cerezo para el día de hoy

Homilía de Monseñor Romero sobre los textos litúrgicos de hoy (6 de enero de 1978)
Isaías 60, 1-6
La gloria del Señor amanece sobre ti
¡Levántate, brilla, Jerusalén, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti! Mira: las tinieblas cubren la tierra, la oscuridad los pueblos, pero sobre ti amanecerá el Señor, su gloria aparecerá sobre ti; y caminarán los pueblos a tu luz; los reyes al resplandor de tu aurora. Levanta la vista en torno, mira: todos ésos se han reunido, vienen a ti: tus hijos llegan de lejos, a tus hijas las traen en brazos. Entonces lo verás, radiante de alegría; tu corazón se asombrará, se ensanchará, cuando vuelquen sobre ti los tesoros del mar y te traigan las riquezas de los pueblos. Te inundará una multitud de camellos, los dromedarios de Madián y de Efá. Vienen todos de Sabá, trayendo incienso y oro, y proclamando las alabanzas del Señor.
Salmo responsorial: 71
Se postrarán ante ti, Señor, todos los reyes de la tierra.
Dios mío, confía tu juicio al rey, tu justicia al hijo de reyes: para que rija a tu pueblo con justicia, a tus humildes con rectitud. R.
Que en sus días florezca la justicia y la paz hasta que falte la luna; que domine de mar a mar, del Gran Río al confín de la tierra. R.
Que los reyes de Tarsis y de las islas le paguen tributos; que los reyes de Sabá y de Arabia le ofrezcan sus dones, que se postren ante él todos los reyes, y que todos los pueblos le sirvan. R.
Porque él librará al pobre que clamaba, al afligido que no tenía protector; él se apiadará del pobre y del indigente, y salvará la vida de los pobres. R.
Efesios 3, 2-6
Ahora ha sido revelado que también los gentiles son coherederos
Hermanos: Habéis oído hablar de la distribución de la gracia de Dios que se me ha dado en favor vuestro. Ya que se me dio a conocer por revelación el misterio que no había sido manifestado a los hombres en otros tiempos, como ha sido revelado ahora por el Espíritu a sus santos apóstoles y profetas: que también los gentiles son coherederos, miembros del mismo cuerpo y partícipes de la Promesa en Jesucristo, por el Evangelio.
Mateo 2, 1-12
Venimos de Oriente para dorar al Rey
Jesús nació en Belén de Judá en tiempos del rey Herodes. Entonces, unos Magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: “¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo”. Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos pontífices y a los letrados del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: “En Belén de Judá, porque así lo ha escrito el profeta: “Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judá; pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo Israel””.
Entonces Herodes llamó en secreto a los Magos, para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: “Id y averiguad cuidadosamente qué hay del niño, y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo”. Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.
Y habiendo recibido en sueños un oráculo para que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino.
…………………….
Epifanía o manifestación a los magos es la fiesta de la alegría. Hay un regalo que ellos reciben y un regalo que recibe Jesùs. No hace falta el de los Magos, pero sí el de Jesús. En el regalo de los magos están los pecados. En el de Jesús el perdón.
Todos nos hemos preguntado cómo si recibieron oro (el incienso y la mirra no son lo mismo) después vivieron pobremente. Pero no nos hemos dado cuenta de que aquel oro era agua en manos de los padres del que atendió al herido junto al camino. Si los magos no lo retuvieron, porque para ellos era malo, cómo lo iba a retener Aquel que había renunciado a todo para encontrarse con nosotros.
El alacrán da su pecado, el Señor da la vida y la misericordia.
Es más terco el perdón de Dios que el pecado del hombre. Es más terca la resurrección que la muerte.
…………………………….

EL ALACRÁN

Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó. Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose. El maestro intentó sacarlo otra vez, y otra vez el alacrán lo picó. Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo:

“Perdone, ¡pero usted es terco! ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua lo picará?”.
El maestro respondió:
“La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar”.
Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: