teologia 2

Teología dos
César Buendía

Después de haber estudiado teología uno donde se vio la figura de Cristo como Dios ahora entramos a estudiar la iglesia como continuación de Cristo .
La figura de Cristo era la presencia entre nosotros de Dios, pero él envió a los apóstoles, eso significa que a través de ellos podemos llegar a Dios
Cómo introducirse en la comprensión del fenómeno Iglesia. PRESUPUESTO FUNDAMENTAL
El índice comienza por una introducción: cómo introducirse a la comprensión.
El presupuesto fundamental para poder comprender a la iglesia es reconocer que la iglesia es una comunidad de personas, y la única forma de comprender a una persona es tratar con ella. Como transmite a la persona de Jesús, también con el trato se puede llegar a la persona de Jesús. Con la convivencia.
2. Sintonía con el fenómeno
Lo primero que hemos de decir del fenómeno iglesia es que es un fenómeno religioso. No es un fenómeno social ni y económico fundamentalmente, sino religioso. Es decir, que se le pide el sentido de la vida y las respuestas a las preguntas fundamentales. ¿qué me va a pasar cuando me muera? ¿Estás ahí, Señor? ¿Me conoces, me quieres?
Nunca aprendemos nada que no está en nosotros, por ello, siendo sólo religiosos podemos comprender el fenómeno religioso.
Y ¿qué es un fenómeno religioso? Es algo por lo que vale la pena vivir, se trata de Dios. Aquello que responde a las preguntas humanas.
Originalidad del cristianismo bien enfocada
El cristianismo es la respuesta al sentido religioso del hombre a través de Cristo en la Iglesia.
Las demás religiones sólo son preguntas.
El cristianismo, por ser revelación, con Jesús es respuesta. Pero nada dice la respuesta si no ha existido una pregunta previa.
Por eso es necesario provocar en el hombre la pregunta y la profundidad religiosa.

Cristianismo igual a Cristo.
Cristianismo igual a cristianos
Cristianos igual a Iglesia
Cristo igual a Iglesia
La historia como método de encuentro con Cristo. Los racionalistas
Muchos han pensado que para conocer a alguien del pasado es necesaria la historia.
Los métodos históricos vienen a ser como los métodos policíacos. Intentan descubrir la verdad, pero de un hecho del pasado.
La policía, cuando investiga, hace suposiciones que hay que comprobar. Los historiadores también.
Los historiadores que se han acercado al hecho de Jesús partían de que no existen los milagros, y por tanto Dios no se puede revelar al hombre.
Los sabios le ponen condiciones a la misma historia, y así, cuanto más cerca creen estar más perdidos se ven.
El racionalismo como modo de entender la Iglesia
El racionalismo no entendió a Jesús, porque no puede creer en la revelación y en los milagros, o sea, en el carácter religioso del fenómeno, ya que no se trata de hombres religiosos.
La perspectiva adecuada para entender a Cristo y a la Iglesia es la religiosa.
La actitud religiosa no se opone a la realidad, sino que piensa que es posible la revelación.
Una experiencia protestante
Cuando los ateos negaban al Señor un evangélico les contestó: “Dios existe, hoy he hablado con Él”
Querían decir que a Dios se le siente. Se le siente cuando lo necesitas. Pero eso no sirve para argumentar. Para ello hace falta hacer sentir al otro lo que tú sientes, y eso es imposible si no hay fe. Hay que buscar otro punto de encuentro entre ateo y creyente.
Ese otro punto de encuentro es la Iglesia. Ya explicaremos por qué.
El sentimiento tampoco es la forma adecuada de que todos lleguen a Jesús
El sentimiento es religioso, porque acepta a Jesús como fenómeno religioso y se acerca adecuadamente a Él. El religioso acepta que la realidad le supera, sobre todo la realidad divina, y por eso no pone límites a las posibilidades de Dios. No le dice: “si no lo compruebo, no existe”.
Pero el protestante, el cual sólo afirma su sentimiento, no parece reconocer que el camino no es interno, sino externo. Debería de seguir la perspectiva de la Encarnación: buscarlo en la historia y en ella ver si puede llegar a tener la certeza moral que la presencia de Jesús deja. Lo mismo respecto de la Iglesia.

La comprensión de la Iglesia y de Jesús desde la perspectiva ortodoxo-católica
La estructura del acontecimiento fue la Encarnación y el Encuentro real con Él, con Cristo, en vida, muerte y resurrección.
Ese encuentro se produjo después en la Iglesia a través de los enviados de Jesús, los apóstoles. La Iglesia es, así, de algún modo, una extensión del cuerpo histórico de Jesús para hacerse presente entre los hombres.
Cuando uno se encuentra con la Iglesia se encuentra con Jesús.
A Jesús se le encuentra en sus enviados, en la Iglesia, que es su cuerpo
Si decimos que para conocer a alguien que es persona hay que encontrarse con él, y comprobamos que ese encuentro tanto se hace con Jesús como con sus enviados, que son personas, porque tienen su espíritu y su poder, entonces hemos de reconocer que la Iglesia Católica es el Cuerpo de Cristo y por eso encontrarnos y convivir en y con ella es encontrarnos con el propio Cristo. En la Iglesia se intercambia vida, porque en ella está Cristo.

En la Iglesia encontramos a Cristo como se le encontró en la historia
Esto no se opone a una investigación histórica sin prejuicios, la investigación histórica nos ayuda,
y tampoco se opone a los sentimientos que el Espíritu provoca en nosotros para hacer posible un encuentro verdadero, desde la fe, con Jesús.
En la Iglesia se reconoce la verdad de una investigación histórica y de un encuentro espiritual con Jesucristo. Pero porque también se ha dado un encuentro personal con aquellos miembros de la Iglesia que le representan.
La vid y los sarmientos: la Iglesia
“Permaneced en mí y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no está unido a la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, da fruto abundante, pero sin mí nada podéis hacer” (Jn 15, 1-8)
Esto no es metáfora, es realidad, por eso el encuentro con Jesús aun en sus discípulos, su Iglesia, sus sacramentos, es esencial para tener vida. No son palabras abstractas, reflejan una persona que se está dando a sí mismo.
Esto desafía la razón como en tiempo de los fariseos. Pero hemos de reconocer que es el mismo método por el que Cristo se reveló hace dos mil años. Creemos en la Iglesia, porque se le puede escuchar, mirar, compartir y conversar. Se trata de una experiencia integralmente humana.
Dificultades del hombre actual para encontrar a Jesús en la Iglesia
Al hombre actual se le hace difícil comprender la experiencia a la se refieren las palabras cristianas porque ha perdido el sentido religioso.
Sin sentido religioso, es decir, sin apertura a la trascendencia, es imposible reconocer y compartir la experiencia religiosa que supone el encuentro con Jesucristo.
Historia de la pérdida del sentido religioso
En la Edad Media existía ese sentido y cualquiera podía llegar, desde una sociedad religiosa, a tener experiencia de Dios. Eso daba una unidad a todos, porque Dios era Dios, es decir, Aquel que englobaba todas las experiencias humanas.
Posteriormente El Humanismo, que hace que todos deseen conseguir para sí mismos la fama y la fortuna hace que el sentido religioso se quede relegado a lo posterior a la muerte individual. El ser humano ha arrinconado a Dios que ya no es el que manda de todo. En este mundo mandamos los hombres. A la fortuna se le pide la felicidad
Sigue la triste historia de la pérdida del sentido religioso
El Renacimiento piensa que el ser humano natural es bueno (se olvidan del pecado original). Por tanto, contradecir los impulsos naturales es malo. Intentan decir, de pasada, que la Iglesia, que tenía una moral revelada, en realidad perjudicó al hombre y quieren volver a la vida anterior al cristianismo.
El Racionalismo en el sentido de la ciencia, va a decir que la razón humana es la medida de todo lo real y a negar la racionalidad de lo revelado e incluso, con el deísmo, la posibilidad misma de la revelación. Piden a la ciencia la felicidad. Las guerras mundiales abrieron los ojos a los que creían que el ser humano al saber más es mejor.
El paso siguiente va a ser el ateísmo o el laicismo: si dios existe no importa. Por eso el hombre actual está huérfano.
Volvamos a la experiencia de los primeros discípulos de Cristo
La Iglesia continúa a Cristo. Ya tras la muerte no se separaron, parecçian estar esperándole, y en la resurrección llegaron a la conclusión de su presencia permanente, cosa que les hizo esperar al Espíritu.
Reciben al Espíritu, predican en nombre de Cristo, hacen milagros. Se dispersan para extender el Reino.
Todo ello significa que hay un nexo claro entre Jesús y los que le siguen en el tiempo. Ellos están convencidos de su presencia y realizan los milagros que Jesús hacía, porque Jesús a través de ellos los sigue haciendo.
Así, los que los encuentran tienen experiencia de Jesús
Los tres factores constitutivos de la Iglesia
Haciendo como una cata histórica en la primitiva comunidad cristiana observamos que los factores que la constituyen son los mismos que hoy posee la Iglesia. Son tres:
Es una comunidad que se cree elegida por Jesús y tiene conciencia de poseer la verdad.
Es un grupo que se sabe asistido por el Espíritu
Es a la vez un grupo que posee en comunión a Cristo y la estructura que Jesús les ha dejado.
La comunidad
Es el heredero del Pueblo de Dios, porque le pertenece y ha sido elegido por Jesús. Pero así como los hebreos lo eran por la carne, éstos por la fe, y así como aquellos se separaban de los demás, éstos quieren llegar a todos los hombres.
Los griegos creían que era verdad lo que podían comprobar, esta Iglesia cree que es verdad lo que Jesús dice. Aunque todo pase, permanece su Palabra y su promesa.
La Iglesia es una, como un solo cuerpo que se manifiesta en cada una de las comunidades, cuya cabeza es Cristo.

El Espíritu
Vino en Pentecostés.
Cambió la personalidad de los apóstoles haciéndolos capaces de todo lo que era Jesús porque lo hacen presente.
Les mueve a anunciar a Cristo a cada hombre, porque la Encarnación hace a Cristo hermano de cada hombre.
Los milagros son los signos de Cristo. Pero el más grande de ellos es la fe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: