Lunes 23 de Abril del 2012

Lunes 23 de Abril de 2012
Lunes 3ª semana de Pascua
________________________________________
Santoral: Jorge
________________________________________
Hechos 6,8-15
No lograban hacer frente a la sabiduría y al espíritu con que hablaba
En aquellos días, Esteban, lleno de gracia y poder, realizaba grandes prodigios y signos en medio del pueblo. Unos cuantos de la sinagoga llamada de los libertos, oriundos de Cirene, Alejandría, Cilicia y Asia, se pusieron a discutir con Esteban; pero no lograban hacer frente a la sabiduría y al espíritu con que hablaba. Indujeron a unos que asegurasen: “Le hemos oído palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios.” Alborotaron al pueblo, a los ancianos y a los escribas, agarraron a Esteban por sorpresa y lo condujeron al Sanedrín, presentando testigos falsos que decían: “Este individuo no para de hablar contra el templo y la Ley. Le hemos oído decir que ese Jesús de Nazaret destruirá el templo y cambiará las tradiciones que recibimos de Moisés.” Todos los miembros del Sanedrín miraron a Esteban, y su rostro les pareció el de un ángel.
Salmo responsorial: 118
Dichoso el que camina en la voluntad del Señor.
Aunque los nobles se sienten a murmurar de mí, / tu siervo medita tus leyes; / tus preceptos son mi delicia, / tus decretos son mis consejeros. R.
Te expliqué mi camino, y me escuchaste: / enséñame tus leyes; / instrúyeme en el camino de tus decretos, / y meditaré tus maravillas. R.
Apártame del camino falso, / y dame la gracia de tu voluntad; / escogí el camino verdadero, / deseé tus mandamientos. R.
Juan 6,22-29
Trabajad, no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna
Después que Jesús hubo saciado a cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando sobre el lago. Al día siguiente, la gente que se había quedado al otro lado del lago notó que allí no había habido más que una lancha y que Jesús no había embarcado con sus discípulos, sino que sus discípulos se habían marchado solos. Entretanto, unas lanchas de Tiberíades llegaron cerca del sitio donde habían comido el pan sobre el que el Señor pronunció la acción de gracias. Cuando la gente vio que ni Jesús ni sus discípulos estaban allí, se embarcaron y fueron a Cafarnaún en busca de Jesús. Al encontrarlo en la otra orilla del lago, le preguntaron: “Maestro, ¿cuándo has venido aquí?” Jesús les contestó: “Os lo aseguro, me buscáis, no porque habéis visto signos, sino porque comisteis pan hasta saciaros. Trabajad, no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna, el que os dará el Hijo del hombre; pues a éste lo ha sellado el Padre, Dios.” Ellos le preguntaron: “Y, ¿qué obras tenemos que hacer para trabajar en lo que Dios quiere?” Respondió Jesús: “La obra que Dios quiere es ésta: que creáis en el que él ha enviado.”
………………………..
No saber distinguir entre el signo y el significado no es sólo una señal de incapacidad intelectual, es fruto de la mezquindad y del pecado.
Se quedan con el pan pero no saben pasar a la fe.
Quedarse con el pan y despreciar después al que lo dio. Es lo que el hombre ingrato hace a Dios al que le roba todo, desde el cuerpo hasta el tiempo.
Lo malo de todo es que al que se cree vivo le sale al final la horma de su zapato.
La única forma inteligente de vivir es entender que con nada vinimos, luego todo es dado. A ello corresponde la gratitud y la fidelidad.
Pero al pan eucarístico corresponde la fe.
……………………………………………..
________________________________________
El ascua
El ascua candente ardía
y la guardaron respeto;
hoy la ven hecha pavesas
y la pisan con desprecio.
***
¡Qué de veces se repiten 5
en el mundo esos ejemplos!
…………………………………

Martes 24 de Julio de 2012
Martes 16ª semana de tiempo ordinario
________________________________________
Santoral: Cristina

Miqueas 7, 14-15. 18-20
Arrojará a lo hondo del mar todos nuestros delitos
Señor, pastorea a tu pueblo con el cayado, a las ovejas de tu heredad, a las que habitan apartadas en la maleza, Pastarán en Basán y Galaad, como en tiempos antiguos; como cuando saliste de Egipto y te mostraba mis prodigios.
¿Qué Dios como tú, que perdonas el pecado y absuelves la culpa al resto de tu heredad? No mantendrá por siempre la ira, pues se complace en la misericordia.
Volverá a compadecerse y extinguirá nuestras culpas, arrojará a lo hondo del mar todos nuestros delitos. Serás fiel a Jacob, piadoso con Abrahán, como juraste a nuestros padres en tiempos remotos.
Salmo responsorial: 84
Muéstranos, Señor, tu misericordia.
Señor, has sido bueno con tu tierra, / has restaurado la suerte de Jacob, / has perdonado la culpa de tu pueblo, / has sepultado todos sus pecados, / has reprimido tu cólera, / has frenado el incendio de tu ira. R.
Restáuranos, Dios salvador nuestro; / cesa en tu rencor contra nosotros. / ¿Vas a estar siempre enojado, / o a prolongar tu ira de edad en edad? R.
¿No vas a devolvernos la vida, / para que tu pueblo se alegre contigo? / Muéstranos, Señor, tu misericordia / y danos tu salvación. R.
Mateo 12, 46-50
Señalando con la mano a los discípulos, dijo: “Éstos son mi madre y mis hermanos”
En aquel tiempo, estaba Jesús hablando a la gente, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera, tratando de hablan con él. Uno se lo avisó: Oye, tu madre y tus hermanos están fuera y quieren hablar contigo.”
Pero él contestó al que le avisaba: ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?”
Y, señalando con la mano a los discípulos, dijo: Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de mi Padre del cielo, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.”
…………………………..
La madre no es despreciada.
Ella no es alabada por ser madre, sino por la fe.
Según la fe probada seremos juzgados.
Pidamos por ella.
………………………………………………….
________________________________________
La espada y el escudo
Cierta luciente espada, que en la vaina,
en ocio torpe, sin cesar durmió,
de un abollado, deslucido escudo
cobarde se burló.
Éste dijo: -«Producto de la inercia 5
»es tu esplendor, sobrado baladí;
»yo me empañé en la lid; la abolladura
»es gloria y fama en mí.»- [56]
………………………………….

Miércoles 25 de Abril de 2012
San Marcos Evangelista
________________________________________
Santoral: Marcos
Pedro de Betancourt, franciscano, apóstol de los pobres en Guatemala. Beatificado el 22.6.82.
________________________________________
1Pedro 5,5b-14
Os saluda Marcos, mi hijo
Queridos hermanos: Tened sentimientos de humildad unos con otros, porque Dios resiste a los soberbios, pero da su gracia a los humildes. Inclinaos, pues, bajo la mano poderosa de Dios, para que, a su tiempo, os ensalce. Descargad en él todo vuestro agobio, que él se interesa por vosotros. Sed sobrios, estad alerta, que vuestro enemigo, el diablo, como león rugiente, ronda buscando a quién devorar. Resistidle firmes en la fe, sabiendo que vuestros hermanos en el mundo entero pasan por los mismos sufrimientos. Tras un breve padecer, el mismo Dios de toda gracia, que os ha llamado en Cristo a su eterna gloria, os restablecerá, os afianzará, os robustecerá. Suyo es el poder por los siglos. Amén.
Os he escrito esta breve carta por mano de Silvano, al que tengo por hermano fiel, para exhortaros y atestiguaros que ésta es la verdadera gracia de Dios. Manteneos en ella. Os saluda la comunidad de Babilonia, y también Marcos, mi hijo. Saludaos entre vosotros con el beso del amor fraterno. Paz a todos vosotros, los cristianos.
Salmo responsorial: 88
Cantaré eternamente tus misericordias, Señor.
Cantaré eternamente las misericordias del Señor, / anunciaré tu fidelidad por todas las edades. / Porque dije: “Tu misericordia es un edificio eterno, / más que el cielo has afianzado tu fidelidad.” R.
El cielo proclama tus maravillas, Señor, / y tu fidelidad, en la asamblea de los ángeles. / ¿Quién sobre las nubes se compara a Dios? / ¿Quién como el Señor entre los seres divinos? R.
Dichoso el pueblo que sabe aclamarte: / caminará, oh Señor, a la luz de tu rostro; / tu nombre es su gozo cada día, / tu justicia es su orgullo. R.
Marcos 16,15-20
Proclamad el Evangelio a toda la creación
En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.”
Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.
…………………………………………..
El Señor ensalza a los humildes.
Los soberbios juzgan a todos.
Los humildes consideran superiores a los demás, y, sobre todo, saben dar gracias a Dios.
La evangelización no es el testimonio de una soberbia, sino de una buena noticia. No condena, salva.
………………………….
________________________________________

La paloma y la urraca
La urraca picotera
decía a la paloma, su vecina:
-«¿Sabes que es feo por demás, hermana,
»ese pavón venido de las Indias?
»¿No has visto qué ridículas maneras, 5
»¿Qué voz, tan repugnante y desabrida?
»¿Y los pies? ¡Santo Dios, qué pies aquellos!
»Al recordarlos una se horripila.
»Si tal monstruosidad el mundo aclama
»como una maravilla, 10
»a fe de urraca, que mal gusto tiene.»-
-«Pues, ves, amiga mía,
-le contestó la cándida paloma;-
»yo dudo mucho que en la tierra exista
»otra ave que atesore 15
»tal conjunto de gracias peregrinas.
»Hay esbeltez en su bonito talle;
»hay en su andar nobleza y gallardía,
»y en su garzota de ligeras plumas
»un singular donaire que cautiva. 20
»Cuando, mintiendo el iris de los cielos,
»forma su cola aquella rueda linda, [57]
»rica en cambiantes de zafir y oro,
»hasta las flores su matiz envidian.
»¿Quién, pues, urraca, al ver tantos portentos 25
»sus lunares levísimos no olvida?»-
***
El malo siempre al prójimo censura
con acritud indigna;
el bueno en su indulgencia
a la paloma imita; 30
¿nos encuentra defectos? disimula.
¿Nos nota bellas prendas? las publica.

[58]……………………………………….

Jueves 26 de Abril de 2012
Jueves 3ª semana de Pascua
________________________________________
Santoral: Nelson, Marcelino, Isidoro
26.4.98: Mons. JuanJoséGerardi, obispo, fundador de la Oficina de DDHH del Arzobispado de Guatemala, asesinado tras presentar el informe REMHI (Recuperación de la Memoria Histórica)
Hechos 8,26-40
Siguió su viaje lleno de alegría
En aquellos días, el ángel del Señor le dijo a Felipe: “Ponte en camino hacia el Sur, por la carretera de Jerusalén a Gaza, que cruza el desierto.” Se puso en camino y, de pronto, vio venir a un etíope; era un eunuco, ministro de Candaces, reina de Etiopía e intendente del tesoro, que había ido en peregrinación a Jerusalén. Iba de vuelta, sentado en su carroza, leyendo el profeta Isaías.
El Espíritu dijo a Felipe: “Acércate y pégate a la carroza.” Felipe se acercó corriendo, le oyó leer el profeta Isaías, y le preguntó: “¿Entiendes lo que estás leyendo?” Contestó: “¿Y cómo voy a entenderlo, si nadie me guía?” Invitó a Felipe a subir y a sentarse con él. El pasaje de la Escritura que estaba leyendo era éste: “Como cordero llevado al matadero, como oveja ante el esquilador, enmudecía y no abría la boca. Sin defensa, sin justicia se lo llevaron, ¿quién meditó en su destino? Lo arrancaron de los vivos.” El eunuco le preguntó a Felipe: “Por favor, ¿de quién dice esto el profeta?; ¿de él mismo o de otro?” Felipe se puso a hablarle y, tomando pie de este pasaje, le anunció el Evangelio de Jesús. En el viaje llegaron a un sitio donde había agua, y dijo el eunuco: “Mira, agua. ¿Qué dificultad hay en que me bautice?” Mandó parar la carroza, bajaron los dos al agua, y Felipe lo bautizó. Cuando salieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe. El eunuco no volvió a verlo, y siguió su viaje lleno de alegría. Felipe fue a parar a Azoto y fue evangelizando los poblados hasta que llegó a Cesarea.
Salmo responsorial: 65
Aclamad al Señor, tierra entera.
Bendecid, pueblos, a nuestro Dios, / haced resonar sus alabanzas, / porque él nos ha devuelto la vida / y no dejó que tropezaran nuestros pies. R.
Fieles de Dios, venid a escuchar, / os contaré lo que ha hecho conmigo: / a él gritó mi boca / y lo ensalzó mi lengua. R.
Bendito sea Dios, que no rechazó mi súplica / ni me retiró su favor. R.
Juan 6,44-51
Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo
En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: “Nadie puede venir a mí, si no lo atrae el Padre que me ha enviado. Y yo lo resucitaré el último día. Está escrito en los profetas: “Serán todos discípulos de Dios.” Todo el que escucha lo que dice el Padre y aprende viene a mí. No es que nadie haya visto al Padre, a no ser el que procede de Dios: ése ha visto al Padre. Os lo aseguro: el que cree tiene vida eterna. Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron en el desierto el maná y murieron: éste es el pan que baja del cielo, para que el hombre coma de él y no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.”
…………………………………………………………
El que cree es como el lirio, no es vencido por la adversidad, sino que se mantiene hasta la vida eterna. Guarda incólume la semilla de la resurrección. Se alimenta directamente del pan de la vida, que es Cristo.
……………………………………………..
________________________________________
El lirio
-«Si las flores se agostaron
»al rigor del sol de estío,
»¿cómo, lleno de frescura
»y de encantos peregrinos,
»tú solo al cielo levantas 5
»la frente, cándido lirio?»-
-«Es que guardé cuidadoso
»una gota de rocío,
»que depositó la aurora
»en mi seno alabastrino; 10
»y a esa dulce gota debo
»la pureza con que brillo.»-
***
La inocencia es para el alma
cual la gota de rocío:
aquellos que la guardaren 15
inmaculada, de fijo
alzarán siempre su frente
tan pura como los lirios. [59]
…………………………….

Viernes 27 de Abril de 2012
Viernes 3ª semana de Pascua
________________________________________
Santoral:Zita, Montserrat
Hechos 9,1-20
Es un instrumento elegido por mí para dar a conocer mi nombre a los pueblos
En aquellos días, Saulo seguía echando amenazas de muerte contra los discípulos del Señor. Fue a ver al sumo sacerdote y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, autorizándolo a traerse presos a Jerusalén a todos los que seguían el nuevo camino, hombres y mujeres.
En el viaje, cerca ya de Damasco, de repente, una luz celeste lo envolvió con su resplandor. Cayó a tierra y oyó una voz que le decía: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?” Preguntó él: “¿Quién eres, Señor?” Respondió la voz: “Soy Jesús, a quien tú persigues. Levántate, entra en la ciudad, y allí te dirán lo que tienes que hacer.” Sus compañeros de viaje se quedaron mudos de estupor, porque oían la voz, pero no veían a nadie. Saulo se levantó del suelo y, aunque tenía los ojos abiertos, no veía. Lo llevaron de la mano hasta Damasco. Allí estuvo tres días ciego, sin comer ni beber.
Había en Damasco un discípulo, que se llamaba Ananías. El Señor lo llamó en una visión: “Ananías.” Respondió él: “Aquí estoy, Señor.” El Señor le dijo: “Ve a la calle Mayor, a casa de Judas, y pregunta por un tal Saulo de Tarso. Está orando, y ha visto a un cierto Ananías que entra y le impone las manos para que recobre la vista.” Ananías contestó: “Señor, he oído a muchos hablar de ese individuo y del daño que ha hecho a tus santos en Jerusalén. Además, trae autorización de los sumos sacerdotes para llevarse presos a todos los que invocan tu nombre.” El Señor le dijo: “Anda, ve; que ese hombre es un instrumento elegido por mí para dar a conocer mi nombre a pueblos y reyes, y a los israelitas. Yo le enseñaré lo que tiene que sufrir por mi nombre.”
Salió Ananías, entró en la casa, le impuso las manos y dijo: “Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció cuando venías por el camino, me ha enviado para que recobres la vista y te llenes de Espíritu Santo.” Inmediatamente se le cayeron de los ojos una especie de escamas, y recobró la vista. Se levantó, y lo bautizaron. Comió, y le volvieron las fuerzas. Se quedó unos días con los discípulos de Damasco, y luego se puso a predicar en las sinagogas, afirmando que Jesús es el Hijo de Dios.
Salmo responsorial: 116
Id al mundo entero y proclamad el Evangelio.
Alabad al Señor, todas las naciones, / aclamadlo, todos los pueblos. R.
Firme es su misericordia con nosotros, / su fidelidad dura por siempre. R.
Juan 6,52-59
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida
En aquel tiempo, disputaban los judíos entre sí: “¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?” Entonces Jesús les dijo: “Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él. El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí. Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre.” Esto lo dijo Jesús en la sinagoga, cuando enseñaba en Cafarnaún.
…………………………………..
Saulo salió y una nube ocultaba la visión en sus ojos. Eran sus lágrimas. Apenas recibió el agua del bautismo, el agua de sus ojos se disolvió en una lluvia que le devolvió a sus ojos la transparencia.
El que cree en el amor de Cristo, manifestado en la comida eucarística, disuelve en Cristo, verdadero amigo, todos sus pecados.
Como la nube.
…………………………………………………………
________________________________________
La nube

Densa y oscura vaga la nube
mientras el agua vive en su seno;
cuando la vierte sobre la tierra
la negra nube va esclareciendo.
***
Brumosa y triste se siente el alma 5
mientras la oprimen secretos duelos;
si al fiel amigo los comunica,
se alivia el peso de su tormento. [60]
…………………………………………….

Sábado 28 de Abril de 2012
Sábado 3ª semana de Pascua
________________________________________
Santoral: Pedro Chanel, Valeria
Hechos 9,31-42
La Iglesia se iba construyendo y se multiplicaba, animada por el Espíritu Santo
En aquellos días, la Iglesia gozaba de paz en toda Judea, Galilea y Samaría. Se iba construyendo y progresaba en la fidelidad al Señor, y se multiplicaba, animada por el Espíritu Santo.
Pedro recorría el país y bajó a ver a los santos que residían en Lida. Encontró allí a un cierto Eneas, un paralítico que desde hacía ocho años no se levantaba de la camilla. Pedro le dijo: “Eneas, Jesucristo te da la salud; levántate y haz la cama.” Se levantó inmediatamente. Lo vieron todos los vecinos de Lida y de Saron, y se convirtieron al Señor.
Había en Jafa una discípula llamada Tabita, que significa Gacela. Tabita hacia infinidad de obras buenas y de limosnas. Por entonces cayó enferma y murió. La lavaron y la pusieron en la sala de arriba. Lida está cerca de Jafa. Al enterarse los discípulos de que Pedro estaba allí, enviaron dos hombres a rogarle que fuera a Jafa sin tardar. Pedro se fue con ellos. Al llegar a Jafa, lo llevaron a la sala de arriba, y se le presentaron las viudas, mostrándole con lágrimas los vestidos y mantos que hacía Gacela cuando vivía. Pedro mandó salir fuera a todos. Se arrodilló, se puso a rezar y, dirigiéndose a la muerta, dijo: “Tabita, levántate.” Ella abrió los ojos y, al ver a Pedro, se incorporó. Él la cogió de la mano, la levantó y, llamando a los santos y a las viudas, se la presentó viva. Esto se supo por todo Jafa, y muchos creyeron en el Señor.
Salmo responsorial: 115
¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?
¿Cómo pagaré al Señor / todo el bien que me ha hecho? / Alzaré la copa de la salvación, / invocando su nombre. R.
Cumpliré al Señor mis votos / en presencia de todo el pueblo. / Mucho le cuesta al Señor / la muerte de sus fieles. R.
Señor, yo soy tu siervo, / siervo tuyo, hijo de tu esclava: / rompiste mis cadenas. / Te ofreceré un sacrificio de alabanza, / invocando tu nombre, Señor. R.
Juan 6,60-69
¿A quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna
En aquel tiempo, muchos discípulos de Jesús, al oírlo, dijeron: “Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?” Adivinando Jesús que sus discípulos lo criticaban, les dijo: “¿Esto os hace vacilar?, ¿y si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El Espíritu es quien da vida; la carne no sirve de nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y con todo, algunos de vosotros no creen.” Pues Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo iba a entregar. Y dijo: “Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede.”
Desde entonces, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce: “¿También vosotros queréis marcharos?” Simón Pedro le contestó: “Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios.”
………………………………………………………..
Los discípulos que se marchan ¿tienen culpa cuando no entienden?
Y, si no la tienen, ¿por qué Pedro se queda?
¿Es que Dios sólo a Pedro quiso darle la fe?
No.
Es culpa la incredulidad.
Aunque nunca sea fácil reconocerlo.
Es tan fea la culpa que nadie quiere llevarla.
Excepto los santos.
……………………………………..
________________________________________
La nave rota

-«Piloto inhábil, que en terrible escollo
»hiciste zozobrar la nave mía;
»piloto inhábil, -exclamaba el náufrago,-
»el cielo te maldiga.»-
-«Me increpas sin razón; la mar traidora, 5
»de mansa que era se tornó bravía; [61]
»y ella, no yo, llevándola a las rocas
»hizo la tabla astillas.»-
Y la mar dijo: -«El inconstante viento,
»en hora aciaga, desató sus iras; 10
»no me culpéis: su embravecido soplo
»volcó la navecilla.»-
-«Y ¿puedo, por ventura, poner vallas
»al poder invisible que me agita?
»¿No os conduzco a buen puerto muchas veces? 15
»¿De qué se me acrimina?»-
En resumen, el náufrago no supo
de donde el contratiempo procedía.
***
Negra, muy negra debe ser la culpa,
cuando todos la esquivan. 20

[62]………………………………………………..
Domingo 29 de Abril de 2012
4º Domingo de Pascua
________________________________________
Santoral: Catalina de Siena

Hechos de los apóstoles 4,8-12
Ningún otro puede salvar
En aquellos días, Pedro, lleno del Espíritu Santo, dijo: “Jefes del pueblo y ancianos: Porque le hemos hecho un favor a un enfermo, nos interrogáis hoy para averiguar qué poder ha curado a ese hombre; pues, quede bien claro a todos vosotros y a todo Israel que ha sido el nombre de Jesucristo Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos; por su nombre, se presenta éste sano ante vosotros. Jesús es la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se ha convertido en piedra angular; ningún otro puede salvar; bajo el cielo, no se nos ha dado otro nombre que pueda salvarnos.”
Salmo responsorial: 117
La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular.
Dad gracias al Señor porque es bueno, / porque es eterna su misericordia. / Mejor es refugiarse en el Señor / que fiarse de los hombres, / mejor es refugiarse en el Señor / que fiarse de los jefes. R.
Te doy gracias porque me escuchaste / y fuiste mi salvación. / La piedra que desecharon los arquitectos / es ahora la piedra angular. / Es el Señor quien lo ha hecho, / ha sido un milagro patente. R.
Bendito el que viene en nombre del Señor, / os bendecimos desde la casa del Señor. / Tú eres mi Dios, te doy gracias; / Dios mío, yo te ensalzo. / Dad gracias al Señor porque es bueno, / porque es eterna su misericordia. R.
1Juan 3,1-2
Veremos a Dios tal cual es
Queridos hermanos: Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es.
Juan 10,11-18
El buen pastor da la vida por las ovejas
En aquel tiempo, dijo Jesús: “Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir el lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estrago y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas.
Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que al Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre.”
…………………………………………………….
El Señor es el generoso, el que da la vida. La oveja la que la recibe.
Pero lo lógico es que a la oveja se le contagie el amor a los demás que tiene el pastor.
Los herederos de Cristo deben imitar al que les ha dejado la herencia de su generosidad.
La gratitud al Pastor es, como es lógico, hermana de la obediencia al mismo
Porque el Pastor vive siempre
Y será el juez de las ovejas.
………………………………………………………….
________________________________________
El avaro y el barquero

-«¿Vais al infierno?» -dijo Caronte.
-«Sí -secamente clamó el avaro.-
»venga el pasaje.»-
-«No pago impuestos.»-
-«Pues no hay barquilla.»-
-«Ireme a nado.»-
-«Nadie en mis barbas la ley infringe; 5
»ved que el ser terco no os cueste caro;
»para este censo tenéis el óbolo
»que os ofrecieron al enterraros,
»y ese es el premio que a todos cobro;
»¿lo dais?»-
-«He dicho que nada pago.»- 10 [63]
Y dando oídos a su egoísmo,
tal vez por miedo de ser robado,
se engulle el cobre: corre al Estigio;
hiende las ondas, y cruza el lago.
Cuando tocaba la opuesta orilla, 15
preso al Averno se lo llevaron,
Plutón le dijo: -«Mísero viejo,
»voy a vengarme de tu atentado;
»vas a pagarme toda la usura;
»todos tus fraudes y tus engaños.»- 20
Y golpeando tremendo el yunque,
de donde brotan siniestros rayos,
exclama: -«¡Minos! crea un suplicio
»atroz, horrible, desesperado,
»que sus entrañas torture lento; 25
»que sea fuente de eterno llanto.
»El hierro es poco para ese infame,
»el fuego mismo fuera harto blando;
»sus sufrimientos han de ser crueles;
»mucho más crueles que los de Tántalo. 30
»Aguza, aguza pronto tu ingenio;
»no te detengas; yo te lo mando.»- [64]
El juez severo de los infiernos
se alzó entre llamas; meditó un rato,
y al cabo dijo: -«Haz que reviva: 35
»que vuelva al mundo de los humanos;
»que, en justa pena de su avaricia,
»miren sus ojos el despilfarro
»que, a todas horas, sus herederos
»están haciendo de sus denarios.»- 40

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: