Diciembre 2013

AVISOS PARROQUIALES
• Horario de misas.
Diario:
San Columbano: 9 am (Menos sábados)
Santa María: 10 am.,  6.30, y 8 pm.
Monasterio: 5.30 pm.
Festivos (el sábado por la tarde se cumple el precepto dominical)
San Columbano: Sábado: 7.30 pm.
Domingo: 9 y 12 am, 4.30 y 7.30 pm
Santa María: Sábado: 3,30, 5, 6.30, y 8 pm.
Domingo: 7, 8.30, 10, 11.30 am y 5, 6.30 y 8 pm.
Monasterio: Sábado 8.30 am.
Domingo: 10.30 am.
Fátima: Sábado 5.30 pm
Señor de la Soledad Sábado 12 m
Santa Rosa (M. Alto) Domingo: 7.30 am.
• Disponemos del servicio de una posta médica en Santa María (Av. Las Palmeras cdra. 39) que atiende por las tardes desde las 5 pm. Atención en odontología, psicología, terapia del lenguaje, oftalmología, dermatología y traumatología.
• Disponemos del servicio gratuito de ALCOHÓLICOS, NARCÓTICOS Y JUGADORES (LUDÓPATAS) ANÓNIMOS a las 7 pm en la posta n° 1 de Santa María de la Providencia.
• Disponemos del servicio gratuito de DIAPER (Dialogo Personalizado), los martes, jueves y domingos, de 6 a 9:00 pm, en Santa María, para orientación conyugal, familiar, padres e hijos, personal…
• La COOPERATIVA DE AHORRO Y CRÉDITO “SANTA MARÍA DE LA PROVIDENCIA” atiende en Santa María de lunes a sábado de 6 a 9:00 pm, y los domingos también de 8 a 1:00 pm y de 6 a 9:00 pm.
El Santísimo se expone los jueves: todo el día con servicio de confesión. en Santa María- San Columbano: Primeros viernes de mes todo el día.
• La parroquia está así mismo dando de comer diariamente a muchos niños en el COMEDOR INFANTIL DE MERCURIO ALTO.
• Los servicios de Velatorio y Recepción están a disposición de todos.
Hay Catequesis de Adultos constantemente para aquellos que no han recibido sus sacramentos de bautismo, confirmación y primera comunión.

Los primeros, terceros y quintos domingos del mes hay bautizo en San Columbano a las 4.30 pm. Los sábados siempre, con misa, en Santa María a las 3.30 pm. La catequesis previa al Bautismo se hace los tres primeros sábados de mes en Santa María a las 3.30 pm y los cuartos domingos a las 3.30 en San Columbano.

 

LEMA DE 2013: LIMA NORTE, CON LA PALABRA DE DIOS

 

DEL 15 DE DICIEMBRE DEL 2013 AL 15 DE FEBRERO DEL 2014

 

 

 

 

 

 

MES DE DICIEMBRE. LEMA: VEN A CANTAR, QUE YA LLEGÓ JESÚS

 

15 LEMA: YA LLEGA JESÚS PARA DARNOS EJEMPLO

17 Noche de renovación matrimonial. En Santa María a las 8 pm.

21 bautismos en santa María 3.30  Prebautismal en Santa María 3.30

22 Domingo IV de Adviento: LEMA: LLEGA JESÚS PARA DARNOS FE. Vigilia de confirmación. Día del Seminario: colecta para esa intención. Bautismos en San Columbano a las 4.30

24 Nochebuena. Misas de vigilia de Navidad

25 Natividad del Señor. Día de precepto. Misas en horario de domingo.

26 Visita comunitaria a la residencia de los ancianos desamparados

28 matrimonios comuniatrios en Santa María. Bautismos en Santa María 3.30

29 SAGRADA FAMILIA. LEMA. YA LLEGA JESÚS PARA HACERNOS FAMILIA. Día de la Familia. Bendición de los esposos y renovación de promesas matrimoniales en todas las misas.

30 Vigilia de fin de año en Santa María. Bautismos en San Columbano a las 4.30

31 Misa de acción de gracias por fin e inicio de año en el horario de Nochebuena

 

 

AÑO NUEVO: 2014. LEMA: UN POQUITO DE MISERICORDIA HACE UN MUNDO MÁS HUMANO Y MENOS FRÍO

 

ENERO 2014 LEMA: TIEMPO LIBRE, TIEMPO DE FORMACIÓN

1Solemnidad de Santa María Madre de Dios. Día de precepto. Horario de misas como los domingos. LEMA: TIEMPO DE PAZ

2 Cumpleaños de César Buendía

4 Bautismo en Santa María a las 3.30 pm. Prebautismales en Santa María a las 3.30 pm

5 Bautismos en San Columbano a las 4.30 pm EPIFANÍA. LEMA. TIEMPO DE FE

11Bautismo en Santa María a las 3.30 pmbsm Prebautismales en Santa María a las 3.30 pm

12 Día de ayuda fraterna parroquial (siempre el segundo domingo de cada mes) BAUTISMO DEL SEÑOR. LEMA. TIEMPO DE ESCUCHAR A JESÚS

14 Aniversario de la coronación canónica de la imagen de Santa María de la Providencia.

17 Prematrimonial

18 Octavario por la unidad de los cristianos. Bautismo en Santa María a las 3.30 pmBsm Prebautismales en Santa María a las 3.30 pm

19 Bautismos en San Columbano a las 4.30 pm DOMINGO 2 DURANTE EL AÑO. LEMA:  TIEMPO DE SEGUIR A JESÚS

25 Fiesta de la Conversión de San Pablo, patrono de promoción católica. Bautismo en Santa María a las 3.30 Prebautismales en Santa María a las 3.30 pm pm

26 Prebautismales en San Columbano a las 3.30 pm LEMA. TIEMPO DE ESTAR DISPONIBLES.

FEBRERO 2014. LEMA. VIVAMOS LA FIESTA DEL ENCUENTRO

1 Bautismo en Santa María a las 3.30 Prebautismales en Santa María a las 3.30 pm

2. domingo. Fiesta de la Presentación del Señor. LEMA: VIVAMOS EN LA LUZ DEL SEÑOR17 aniversario de la ordenación de monseñor Lino y creación de nuestra diócesis de Carabayllo. Bautismos en San Columbano a las 4.30

8 Bautismo en Santa María a las 3.30 Prebautismales en Santa María a las 3.30 pm

9  Día del Enfermo: unción comunitaria de enfermos e impedidos y personas mayores a partir de los 80 años. LEMA: TIEMPO DE BÚSQUEDA DEL SEÑOR

12 Comienza la Catequesis

14 Prematrimonial

15 Bautismo en Santa María a las 3.30 pm Prebautismales en Santa María a las 3.30 pm

 

 

CARTA A LA COMUNIDAD

La victoria es la paz

 

 

Escribo esto el día de Cristo Rey, que ha coincidido, en el fin del Año de la Fe, con las elecciones municipales a regidores de Lima.

Y seguramente esta carta les llega a ustedes las vísperas de Navidad, después de pasar la fiesta de las primeras comuniones y confirmaciones de la Parroquia.

Cristo es Rey, independientemente de nosotros y no según nuestra forma de imaginarnos a un Rey. Si yo fuera rey posiblemente me serviría muy bien de los demás y no me faltaría nada. Él, por el contrario, sólo piensa en servir a los demás, y es capaz de perdonar y amar sin medida.

Entonces ¿por qué le llaman Rey? Porque es libre. El que necesita de otros es su esclavo, y el que sigue a sus pasiones o a su egoísmo más todavía.  Los que mandan en esta tierra no suelen ser dueños ni siquiera de sí mismos, menos del futuro, y menos de los demás. Él es Rey porque es el autor del mundo, sin que nadie se lo pueda impedir, es Rey porque dirige la historia y es Rey porque ha vencido al pecado y a la muerte, no sólo como Dios sino como hombre.  Es Rey porque su modo de ser y vivir es exactamente el que necesitamos, porque nadie le va a impedir reinar, y porque ha devuelto el orden a este mundo caótico donde el mal parece tener su lugar y donde el bien parece estar ausente, y espero que me lo devuelva a mí mismo y a ti, que me estás leyendo.

¿Cómo?

Hablando al corazón, perdonando, salvando, orando al Padre y haciéndose violencia a sí mismo. Porque el Reino de Dios padece violencia y los que la ejercen lo arrebatan.La violencia verdadera no es la que ejercemos contra los demás. Eso es ira y venganza. La verdadera y útil es la que ejercemos contra el verdadero Enemigo, el demonio, el mundo y la carne, es decir, contra el que miente, el Tentador, contra sus aliados, el mundo, y contra nuestra propia inclinación al mal que nace de la soberbia y del egoísmo.

Ahora bien, es un Rey extraño. Porque muere en una cruz y en esa cruz triunfa. Y triunfa sobre el odio porque perdona. También nos extraña el poco éxito que parece tener con nosotros. Seguimos pecando porque nos cuesta creer en su método, el amor.

Su  programa de gobierno, el amor, no devolver mal por mal, no es un programa que todos queramos vivir ni es un modo que nos parezca práctico para restaurar el bien. Si por nosotros fuera lo impondríamos. Pero jamás nos haríamos violencia a nosotros.

Pero Él no sólo propone su pensamiento, su amor, Él lo vive. Él no sólo lo manda, Él intenta persuadirnos. Se parece más que a un rey a un maestro. Porque todo verdadero Rey sabe más y es un maestro.

Mas observamos una gran resistencia en nosotros para dejarnos modelar por Él. Nos han dicho que es omnipotente, que todo lo puede, y nos imaginamos un cambio sin dolor, un cambio mágico, sin esfuerzo. Nos lo imaginamos porque escuchamos hablar de sus milagros. Y le ponemos condiciones. Si puedes y no haces, es que no quieres. Y si no quieres, no nos llames más, no nos exijas. Si está en Ti y no en nosotros, cámbianos y cambiaremos (Lam 5,21).

Pero, de golpe, observamos que ésa era la oración del mal ladrón en la cruz. Una oración no escuchada. Porque aunque sea cierto que si Dios no nos quita la cruz no tenemos futuro; el cambio que Dios hace no es quitarnos la cruz, sino entenderla. La cruz suelen ser los otros. El Buen Ladrón que reconoce sus pecados y pide perdón sin fijarse demasiado en un sufrimiento aceptado, por ser justo, es el símbolo del cambio que Jesús es capaz de hacer y quiere hacer.

Se trata de vivir la vida en una paz que sólo Dios puede dar. Una paz no sin cruz, sino la paz de amarle, de despreciar el miedo que el enemigo provoca, de despreciar la cruz que nos puede llegar. Porque somos esclavos por ese miedo a la cruz.

Si Dios nos da esa libertad también nos da la paz consiguiente.

Y libre es el Rey, porque hace lo que cree que debe hacer. Libre es el que ha vencido a sus enemigos y ha logrado la libertad. Nuestro enemigo es el miedo a sufrir. El que ama vence ese miedo. Vence el miedo al cansancio, al mañana. Recobra la juventud, porque tiene un motivo para vivir. Un amor que no es pacato, que no reconoce fronteras ni imposibles.

Dios es el objeto del amor y el que da la valentía necesaria para no reparar en esas dificultades que antes vencían.

El que ha roto la frontera entre el cielo y la tierra bajando a ella, entre Dios y el hombre, siendo Dios y haciéndose hombre, mucho más rompe la frontera del mal, que de por sí es cobarde.

 

César Buendía somosnecesarios.wordpress.com

 

 

El Buey, el burrito y el Niño Jesús (Todas las criaturas viventes deben celebrar la llegada de Jesús)

36

En un pueblito llamado Greccio había un hombre llamado Juan, muy devoto de San Francisco. Unas dos semanas antes de la fiesta de Navidad, San Francisco llama a Juan y le dice:

-Hijo mío, si quieres que celebremos en Greccio el nacimiento de Jesús, prepara cuanto voy a decirte. Quisiera representar al Niño nacido en Belén para ver con mis propios ojos las incomodidades en que se encontró aquella noche santa. Nuestro Señor fue recostado en un pesebre entre el buey y el burrito. Así que tú prepara una gruta. Trata de disponerlo todo como debió ser la noche en que nació el Niño Jesús.

Juan va en seguida al lugar establecido para preparar lo necesario según el proyecto de San Francisco.

Y llega la víspera de Navidad. Con tal ocasión, San Francisco invita a muchos frailes para que vengan a Greccio.

Poco antes de medianoche hombres, mujeres y niños llegan jubilosos de los caseríos de la región. Traen velas y antorchas para iluminar aquella noche santa.

Llega también a la gruta San Francisco. Ve que todo se ha preparado según su deseo. Está radiante de alegría.

Un labrador pone un brazado de heno en el pesebre, y luego se hace entrar en la gruta un buey y un burrito.

Greccio se ha convertido en una nueva Belén. El bosque en torno a la gruta resuena de voces y de cantos festivos.

San Francisco, que ha invitado también a un sacerdote para celebrar la Santa Misa en la gruta, ayuda al celebrante.

Después de leer el Evangelio, San Francisco habla al pueblo reunido ante la gruta. Con palabras tiernísimas recuerda el nacimiento de¡ Niño Jesús. Hasta el buey y el burrito escuchan atentos.

San Francisco pronuncia la palabra Belén con voz temblorosa. En su boca, esta palabra parece casi un balido de corderito.

A medianoche en punto, apenas San Francisco ha terminado de hablar, la gruta se ilumina milagrosamente.

En el pesebre, entre el buey y el burrito, aparece la figura esplendente del Niño Jesús. Los labradores y pastores más cercanos a la entrada de la gruta ven claramente cómo el Niño yace sonriente en el heno del pesebre.

El buey y el burrito calientan con su aliento al pequeño Niiío, exactamente como hablan hecho el buey y el burrito en Belén.

San Francisco se arrodilla en adoración ante el pesebre.
Los pastores y labradores entonan un canto navideño. Alguien toca flautas y zampoñas. Los niños agitan las antorchas.

Después de algunos momentos, el Niño Jesús desaparece y también la luz va apagándose poco a poco en la gruta.

Terminada la Santa Misa, la gente vuelve a su casa cantando y agitando velas y antorchas. En el cielo brillan muchísimas estrellas.

San Francisco se queda todavía un largo rato en la gruta, rezando. Acaricia al buey y al burrito y les dice:

-Hermano buey y hermano burrito, sois afortunados entre todos los animales porque habéis podido ver con vuestros ojos a vuestro Señor y Creador. Habéis podido calentarle con vuestro aliento.

El buey y el burrito miran al santo con sus grandes ojos dulces, llenos aún de aquella luz aparecida en la gruta.

Luego San Francisco manda a sus frailes:

-Hermanos míos, por amor a Nuestro Señor, yo os ordeno que en los años futuros, la noche de Navidad déis de comer a todos los animales. Particularmente echad buen heno a los bueyes y a los burritos. Todas las criaturas vivientes deberán hacer fiesta en la Navidad de Jesús.

Desde entonces los frailes, hasta la muerte de San Francisco, todos los años van por las cuadras de Greccio a llevar buen heno a todos los bueyes y burritos, en la noche de Navidad.

También vosotros, queridos niños, el día de navidad recordaos de dar de comer cosas buenas a todos los animalitos que tenéis en casa o que encontréis por el camino.

 

Unos gramos de Biblia

 

“Se le acerca un leproso: ‘Si quieres, puedes limpiarme’

‘Quiero, queda limpio’… desapareció la lepra” (Mc 1,40-42)

 

Lo que sigue es raro. Jesús le pide guardar silencio, pero es imposible guardarlo, de modo que Jesús se pasa el resto de su vida ocultándose.

Jesús se oculta porque la adulación confunde y la necesidad ciega. Hay un corazón enorme en su interior y escucha a todos los que le piden. Pero sabe que necesitan un tiempo de enfermedad para purificarse, para estimar la salud, para entender el significado de su curación, que es el amor de Dios. Por otro lado, sabe que también necesitan una enfermedad para aceptar la muerte. Tienen que purificar la idea de Dios y amarle, como se dice en la ceremonia matrimonial, en las alegrías y en las penas… porque será difícil, sin su ayuda, amarle en la cruz o en la propia cruz.

Es necesario que se esconda.

Además, en la adulación hay mentira, interés y un vano intento de soberbia. Como Saúl que se guardaba parte de las ofrendas, nos guardamos la verdadera entrega pensando que nuestras falsas promesas de amor serán creídas.

Es necesario no ver a Dios, al menos durante un tiempo, para hacer una oración en silencio, para hacer una oración sin mentira, y que desaparezca la lepra profunda sembrada por el Maligno en el campo del alma.

Porque todo el pide recibe, aunque a veces no sabemos pedir como conviene.

Por eso nos dirige el Señor, con la presencia y con el silencio.

 

 

 

César Buendía

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: