Revista parroquial Enero 2015

AVISOS PARROQUIALES
• Horario de misas.
Diario:
San Columbano: 9 am (Menos sábados)
Santa María: 10 am., 6.30, y 8 pm.
Monasterio: 5.30 pm.
Festivos (el sábado por la tarde se cumple el precepto dominical)
San Columbano: Sábado: 7.30 pm.
Domingo: 9 y 12 am, 4.30 y 7.30 pm
Santa María: Sábado: 3,30, 5, 6.30, y 8 pm.
Domingo: 7, 8.30, 10, 11.30 am y 5, 6.30 y 8 pm.
Monasterio: Sábado 8.30 am.
Domingo: 10.30 am.
Fátima: Sábado 5.30 pm. Domingo 9.30 am.
Señor de la Soledad Sábado 12 m
Santa Rosa (M. Alto) Domingo: 8 am.
• Disponemos del servicio de una posta médica en Santa María (Av. Las Palmeras cdra. 39) que atiende por las tardes desde las 5 pm. Atención en odontología, psicología, terapia del lenguaje, dermatología y podología.• Disponemos del servicio gratuito de ALCOHÓLICOS, NARCÓTICOS Y JUGADORES (LUDÓPATAS) ANÓNIMOS a las 7 pm en la posta n° 1 de Santa María de la Providencia.
• Disponemos del servicio gratuito de DIAPER (Dialogo Personalizado), los martes, jueves y domingos, de 6 a 9:00 pm, en Santa María, para orientación conyugal, familiar, padres e hijos, personal…
• La COOPERATIVA DE AHORRO Y CRÉDITO “SANTA MARÍA DE LA PROVIDENCIA” atiende en Santa María de lunes a sábado de 6 a 9:00 pm, y los domingos también de 8 a 1:00 pm y de 6 a 9:00 pm.
• La parroquia está así mismo dando de comer diariamente a muchos niños en el COMEDOR INFANTIL DE MERCURIO ALTO.

  • Los servicios de Velatorio y Recepción están a disposición de todos

El Santísimo se expone los jueves: todo el día con servicio de confesión. en Santa María- San Columbano: Primeros viernes de mes todo el día.

Los primeros, terceros y quintos domingos del mes hay bautizo en San Columbano a las 4.30 pm. Los sábados siempre, con misa, en Santa María a las 3.30 pm. La catequesis previa al Bautismo se hace los tres primeros sábados de mes en Santa María a las 3.30 pm y los cuartos domingos a las 3.30 en San Columbano.

Año 2015, Ciclo B de lecturas dominicales.

Año de la vida consagrada. Año de la Corresponsabilidad. Lema: Todo lo has recibido de Dios, compártelo.

 

ENERO 2015. LEMA: DESCANSAMOS Y APRENDEMOS

15 Bodas de plata de la erección de la parroquia.

  1. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm. Jornada prematrimonial
  2. 2° domingo durante el año. Lema: Aprendemos a quedarnos con Jesús. Bautismos en San Columbano a las 4.30 pm. Comienza el octavario por la unidad de los cristianos.
  3. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm. Jornada vocacional.
  4. 3er domingo durante el año. Lema: Aprendemos a dejar las redes para seguir a Jesús. Celebración de sacramentos de adultos en Santa María a las 5 pm. Día de la conversión de San Pablo, patrono de Promoción Católica. Celebración de sacramentos de iniciación para adultos en Santa María a las 5 pm.

27 Noche de renovación matrimonial, Santa María a las 8 pm.

  1. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm.

 

FEBRERO: LEMA: SOMOS UN SOLO PUEBLO CON UN SOLO PASTOR

  1. 4° domingo durante el año. Lema: Pueblo que sabe escuchar. Bautismos en San Columbano a las 4.30 pm. Aniversario de la ordenación del Padre Alan. Erección canónica del Monasterio de la Purísima Concepción. Misa solemne de acción de gracias presidida por Mn. Lino a las
  2. Domingo 4° durante el año. Lema: Pueblo que sabe ver al Señor. 18 aniversario de la ordenación de Mn. Lino y comienzo de la diócesis de Carabayllo. Ordenación de Luis Mazekina y Carlos Jaramillo como presbíteros y Rolando como diácono a las 4.30 pm. en el Buen Pastor. Clausura de la escuela de Catequistas “El Buen Pastor”.
  3. Reunión de catequistas y animadores de los sacramentos de niños y jóvenes a las 8 pm en Santa María.
  4. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm.
  5. 5° domingo durante el año. Lema: Pueblo que predica al Señor. Celebración de sacramentos de adultos en Santa María a las 6.30 pm. Bautismos en San Columbano a las 4.30 pm. Día del enfermo. Unción de enfermos y mayores de 75 años en las misas. PRIMER DÍA DE CATEQUESIS (FAMILIAR, CONFIRMACIÓN Y ADOLESCENTES). Celebración de sacramentos de iniciación para adultos en Santa María a las 6.30 pm

9 Empieza la semana de la ASAMBLEA DIOCESANA en el Colegio Presentación de María, todos los días a las 7 pm. para todos.

  1. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm. Jornada prematrimonial.
  2. 6° domingo durante el año. Lema: Pueblo que quiere quedar limpio. Comienzan las peregrinaciones cuaresmales desde Santa María a Huaytapallana.
  3. MIÉRCOLES DE CENIZA. Lema: Pueblo en Conversión. Ayuno y abstinencia. Comienza la Cuaresma. Viacrucis antes de las misas los miércoles y los viernes.

20 Retiro de Encuentro matrimonial.

  1. Domingo I de cuaresma. Lema: Pueblo que vive tu Palabra. Peregrinación cuaresmal desde San José de Huaytapallana hasta Fátima. Prebautismales y Bautismos en San Columbano. Celebración de sacramentos de iniciación para adultos en San Columbano a las 7.30 pm.
  2. Noche de renovación matrimonial en Santa María a las 8 pm
  3. Retiro de Promoción Católica y Perseverancia de Mujeres.
  4. Matrimonios comunitarios a las 7.30 pm en San Columbano. Prebautismales a las 3.30 en Santa María. Jornada vocacional para posibles seminaristas.

 

MARZO. LEMA: SOMOS RESPONSABLES DE LA VIDA. RESPÉTALA.

  1. domingo II de cuaresma. Lema: somos amantes de la vida. Peregrinación cuaresmal desde Fátima a Santa Rosa de Mercurio Alto.
  2. Comienza el año escolar.
  3. Oración de jóvenes en Santa María. Retiro de Promoción Católica de Varones y Perseverancia de Varones.
  4. Prebautismales y bautismos en Santa María.
  5. Domingo III de Cuaresma. Lema: somos defensores de la vida. DIA DE AYUDA FRATERNA. Oraremos por los voluntarios de “Nosotros hacemos Iglesia” en la misa de 7 am en Santa María. Peregrinación cuaresmal desde Santa Rosa de Mercurio Alto al Señor de la Soledad. Bautismos en san Columbano a las 4.30 pm y Celebración de sacramentos de iniciación para adultos en Santa María a las 8 pm
  6. Retiro de ENE y Promoción Católica de Mujeres
  7. Prebautismales en Santa María y Jornada Prematrimonial

15 domingo IV de Cuaresma. Lema: Jesús es la vida eterna. Peregrinación cuaresmal desde el Señor de la Soledad hasta el colegio Micaela Bastidas.

 

 

 

 

 

 

Carta a la comunidad

 

Año de la corresponsabilidad y de la vida consagrada

 

Queridos amigos:

Nuestra diócesis ha designado el presente año 2015, como el año de la corresponsabilidad, y, a nivel de toda la Iglesia, es el año de la vida consagrada .

Entre ambos conceptos ha incluido el motivo de reflexión “Todo lo has recibido de Dios, compártelo”.

La vida consagrada es un don de Dios destinado a ser compartido. Los consagrados, sacerdotes y religiosas e institutos laicales o asociaciones de vida consagrada son realmente un estupendo don de Dios a la Iglesia, aunque no el único.

La vida, así llamada, de perfección (“si quieres ser perfecto, ve, vende lo que tienes y dale el dinero a los pobres y luego sígueme” de Marcos 10,17-30) incluye, de por sí, la pobreza, en cuanto a los bienes estrictamente personales, para confiar en Dios, que, así, viene a ser el que los sustituye con su providencia. Ello viene a ser, para todos los cristianos, cuando se vive realmente, un estupendo testimonio de la existencia de Dios y su poder para transformar a los hombres. La pobreza en dinero, la pobreza en poder, la pobreza en placer o en afectos. Por tanto, Dios es la riqueza en bienes materiales, la riqueza real en cuanto al poder o la riqueza en cuanto a los afectos. Son los votos de pobreza, obediencia y castidad que prometen los consagrados y significan vivir ya la vida del Reino de Dios. Y ello es posible porque el amor que Dios manifiesta sustituye todo, y porque así hace el ser humano oblación, entrega, de sí mismo en amor.

Es, claramente un testimonio de tal magnitud, tanto de lo que Dios da como de lo que Dios hace en el corazón del hombre que, cuando es vivido con alegría, transforma también a toda la sociedad.

Que todos estén llamados a ello no es seguro, posiblemente sólo aquellos a los que Dios elige para ello deben realizar ese don de sí. Pero que es un camino que, llevado hasta el final, conduce a la perfección, sí es seguro, porque Cristo lo prometió (si quieres ser perfecto…). Pero, de algún modo, todos están llamados a vivir así (1Co 7,30: ”los que lloran, como si no lloraran; lo que se alegran, como si no se alegraran; los que compran, como si no poseyeran nada”). San Pablo nos invita a vivir desprendidos a todos, de modo que el día de la muerte, en que todo nos será arrebatado, lo vivamos como un acto de amor, como un acto de confianza, como una entrega voluntaria a Dios.

Parece, sin embargo, imposible vivir así. De hecho todos los días tenemos que renovar la fe para poder hacerlo. Orar con insistencia para que la disponibilidad y el desprecio de lo pasajero (poder, placer y tener) nos permita ver al prójimo y compartir con él lo que Dios nos ha concedido, y, sin embargo, trabajar constantemente para, sin caer de nuevo en el egoísmo, poder reproducir y hacer fecundos los dones que Dios nos ha dado para el servicio de todos, es una tarea difícil. Porque lo es no enamorarnos de los bienes de la tierra. Y en eso consiste la tentación. En la idolatría.

La corresponsabilidad no consiste en el ansia de compartir el poder, o en una llamada agónica de los que no pueden sobrellevar su peso, para pedir a los demás que les ayuden. La corresponsabilidad es un acto de generosidad por el que cada uno, en amor, quiere compartir con los demás, con el necesitado, los dones que Dios le ha concedido. Y ello no es posible hacerlo sin desprenderse profundamente, sin consagrar de algún modo, la vida al Señor.

En los últimos años se ha insistido mucho en el don de la creación, que hemos de cuidar, en la transformación social, en la lucha contra la corrupción, en la necesidad de la misericordia o en la corresponsabilidad política. Nada de ello es inútil. Pero si no vemos la santidad, el amor de verdad, la fe, no es posible ninguna de esas metas. Y eso se da en los santos. A la santidad está llamada la vida consagrada.

En nuestra parroquia tenemos muchas personas consagradas. Surgen constantemente nuevas vocaciones, tenemos a las religiosas concepcionistas, a las Misioneras Apostólicas de la Caridad, a las de Jesús Eterno Sacerdote, a las Cooperadoras de Betania… sin faltarnos tampoco otras personas consagradas que dedican su vida realmente al servicio del prójimo. Tenemos seminaristas y sacerdotes.

Pero no es suficiente, ni en número ni en perfección. Aunque el camino es de perfección seguimos siendo imperfectos. Nos falta presentar los signos de la santidad: la unidad y el amor.

Que este año estimule a todos a vivir la perfección del amor que Cristo ha pedido.

César Buendía

………………………………………………………

Sepa defender su fe

 

La Biblia contiene la Palabra de Dios que predica la Iglesia.

Pero a veces en nombre de la Palabra que te dio la Iglesia alguien te pide abandonarla.

Es un contrasentido y una enorme ingratitud. Es como si alguien te diera la mano para salvarte y tú lo jalaras después al abismo. Es el perro que muerde la mano del que le alimenta. Es el hijo que abandona a la madre que le dio a luz y le cuidó.

Algo debe estar mal cuando en nombre de Dios se nos pide algo así.

Pero no nos preocupemos. Dios es el que cuida de su Iglesia.

Él se las arreglará para dar a cada uno lo que para nosotros es imposible. Y por esto les doy esta historia verdadera de Navidad.

……………………………………………..

Una historia de Navidad: el poder de la oración
Septiembre de 1960. Yo desperté una mañana con 6 bebés hambrientos y únicamente 75 centavos en mi bolsa. Su Papá se había ido. Los niños tenían de tres meses a 7 años, la niña tenía dos años.
Su Papá nunca había sido más que una presencia que ellos temían.
Cuando ellos oían rechinar las llantas en la grava suelta del camino a casa, corrían a esconderse debajo de sus camas. Lo que si hacia era dejarme 15.00 dólares por semana para comprar el mandado.
Ahora que había decidido marcharse, ya no habría más golpizas pero, comida tampoco.
Si había algún sistema de bienestar social por parte del gobierno en el sur de Indiana, yo nunca supe nada al respecto. Por lo tanto, bañé a mis hijos, tallándolos hasta que parecían nuevos, les puse la mejor ropa hecha en casa que tenían y los subí al viejo y oxidado chevy año 51 y me fui en busca de trabajo.
Los 7 fuimos a todas las fábricas, tiendas y restaurantes que había en nuestro pequeño pueblo. No tuvimos suerte. Los niños se mantenían todos encimados en el carro e intentaban mantenerse callados mientras que yo procuraba convencer a quien me pusiera atención, de que yo estaba dispuesta a aprender o hacer lo que fuera.
Yo tenía que tener un empleo.
Aun así, no hubo suerte. El último lugar al que fuimos, a unas cuantas millas del pueblo, fue un restaurante (paradero) llamado La Gran Rueda.
Una señora ya mayor llamada “Granny” era la dueña y se asomó por la ventana y vio todos esos niños en el carro. Ella necesitaba a alguien que trabajara de noche, de las 11 de la noche a las 7 de la mañana. Ella pagaba 65 centavos la hora y yo podría empezar esa noche. Me fui apresuradamente a casa y llamé a la niñera convenciéndola de ir a dormir a mi casa por 1.00 dólar la noche.
Ella podría llegar a mi casa en pijamas y dormir en el sofá.
Esto le pareció un buen trato y aceptó. Esa noche cuando los pequeños y yo nos arrodillamos para rezar nuestras oraciones, todos le dimos gracias a Dios por haberle conseguido trabajo a la mamá, y así empezó mi trabajo en La Gran Rueda.
Cuando regresé a casa en la mañana, desperté a la niñera y la envié a su casa con su dólar que era la mitad de mis propinas de toda la noche.
Al pasar de las semanas, las cuentas de calefacción aumentaban, las llantas del viejo chevy, cada vez más mostraban el trabajo del tiempo tomando la apariencia de ser globos mal inflados. Yo debía llenar de aire las llantas antes de ir al trabajo y al regresar a casa.
Una triste mañana, al arrastrarme cansada hacia mi carro en el estacionamiento, encontré en mi carro cuatro llantas nuevas esperándome ahí.
¿Habrían venido los Ángeles del cielo a vivir a Indiana?
Tuve que hacer un trato con el mecánico del pueblo para que le pusiera las llantas a mi viejo carro.
Recuerdo que tardé mucho más en limpiar sus sucias oficinas que lo que él tardó en ponerle las llantas al viejo chevy.
Estaba ya trabajando seis noches por semana en lugar de 5 y aún así no era suficiente. Se acercaba la navidad y yo sabía que no habría dinero para comprar juguetes para los niños.
Encontré un bote de pintura roja y empecé a pintar algunos viejos juguetes y los escondí en el sótano para que hubiera juguetes en la mañana de navidad.
La ropa de los niños también estaba muy acabada.
Los pantalones de los niños tenían parches encima de los parches y ya pronto no servirían para nada.
La noche antes de navidad entraron los clientes de siempre al restaurante a tomar su café.
Ellos eran camioneros y policías de camino.
Había algunos músicos que habían tocado mas temprano aun ahí jugando en las maquinitas.
Los de siempre estaban ahí sentados platicando hasta la madrugada.
Cuando se llegó la hora de ir a casa a las 7 de la mañana yo corrí al carro para tratar de llegar antes de que se despertaran los niños y ponerles los juguetes que había arreglado abajo del árbol que habíamos improvisado. Aún estaba oscuro y no se veía mucho, pero noté que había una sombra en la parte de atrás del carro. Algo era seguro, había algo ahí.
Cuando llegué al carro me asomé por la ventana lateral. Mi boca se abrió con gran asombro.
Mi viejo chevy estaba lleno de cajas hasta arriba. Rápidamente abrí la puerta y abrí una de las cajas. Adentro había pantalones de la talla 2 a la talla 10. En la otra había camisas para los pantalones.
También había dulces, frutas y mucho mandado en bolsas. Había gelatinas, pudines, pasteles y galletas. También había artículos para el aseo y limpieza de mi casa. Había 5 camionetitas y una hermosa muñeca.
Mientras manejaba por las calles vacías hacia mi casa, vi salir el sol del día de navidad más inolvidable e increíble de mi vida. Lloraba de incredulidad y gratitud. Nunca olvidaré la alegría en las caritas de mis pequeños en esa mañana.
Sí, si hubo Ángeles en aquella mañana en Indiana hace muchos diciembres.
Y todos ellos eran clientes de La Gran Rueda.
Yo creo que Dios sólo da tres respuestas a las oraciones:
1. “SI”
2. “TODAVIA NO”
3. “YO HE PENSADO EN ALGO MEJOR PARA TI”

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: