ENERO 2016

ENERO 2016

 

AVISOS PARROQUIALES
• Horario de misas.
Diario: San Columbano: 9 am (Menos sábados).  
Santa María: 10 am., 6.30, y 8 pm. Monasterio: 5.30 pm.
Festivos: (el sábado por la tarde se cumple el precepto dominical)
San Columbano: Sábado: 7.30 pm. Domingo: 9 y 12 am, 4.30 y 7.30 pm
Santa María: Sábado: 3,30, 5, 6.30, y 8 pm. Domingo: 7, 8.30, 10, 11.30 am y 5, 6.30 y 8 pm.   Capilla Mater MisericordiaeDomini (Señor de los Milagros en Santa María) 7.45 am y 5.45 pm.
Monasterio: Sábado 8.30 am. Domingo: 10.30 am.
Fátima: Sábado 5.30 pm. Domingo 9.30 am.
Señor de la Soledad Sábado 12 m
Santa Rosa (M. Alto) Domingo: 8 am.  •
Disponemos del servicio de una posta médica en Santa María (Av. Las Palmeras cdra. 39) que atiende por las tardes desde las 5 pm. Atención en odontología, psicología, terapia del lenguaje, dermatología y podología.•
Disponemos del servicio gratuito de ALCOHÓLICOS, NARCÓTICOS Y JUGADORES (LUDÓPATAS) ANÓNIMOS a las 7 pm en la posta n° 1 de Santa María de la Providencia. •
Disponemos del servicio gratuito de DIAPER (Dialogo Personalizado), los martes, jueves y domingos, de 6 a 9:00 pm, en Santa María, para orientación conyugal, familiar, padres e hijos, personal… •
La COOPERATIVA DE AHORRO Y CRÉDITO “SANTA MARÍA DE LA PROVIDENCIA” atiende en Santa María de lunes a sábado de 6 a 9:00 pm, y los domingos también de 8 a 1:00 pm y de 6 a 9:00 pm.
• La parroquia está así mismo dando de comer diariamente a muchos niños en el COMEDOR INFANTIL DE MERCURIO ALTO.
* Los servicios de Velatorio y Recepción están a disposición de todos
El Santísimo se expone los jueves: todo el día con servicio de confesión. en Santa María- San Columbano: Primeros viernes de mes todo el día.
Los primeros, terceros y quintos domingos del mes hay bautizo en San Columbano a las 4.30 pm. Los sábados siempre, con misa, en Santa María a las 3.30 pm. La catequesis previa al Bautismo se hace los tres primeros sábados de mes en Santa María a las 3.30 pm y los cuartos domingos a las 3.30 en San Columbano.
Año 2015, Ciclo B de lecturas dominicales.  
Año de la vida consagrada. Año de la Corresponsabilidad. Lema: Todo lo has recibido de Dios, compártelo.  

 

2016: AÑO SANTO DE LA MISERICORDIA.

 

ENERO. LEMA. AÑO DE LA MISERICORDIA.

 

14 Misa a las 6.30 en el 15 aniversario de la Coronación de Santa María de la Providencia y el

15 26° Aniversario de la creación de la parroquia. Prematrimonial.

16 Prebautismales en Santa María a las 3.30 pm. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm

17 DOMINGO 2° TIEMPO ORDINARIO. LEMA: EN CANÁ, JESÚS MUESTRA SU MISERICORDIA. Bautizos en San Columbano a las 3.30

18 Comienza el OCTAVARIO POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

23 Bautismos en Santa María a las 3.30 pm

24 DOMINGO 3° TIEMPO ORDINARIO. LEMA: JESÚS ENVIADO A ENTREGAR MISERICORDIA. Prebautismal en San Columbano a las 3.30 pm. Celebración de sacramentos de iniciación de adultos en Santa María a las 11.30

25 Día de la Conversión de San Pablo. Misa a las 6.30 por Aniversario de Promoción Católica de adultos.

26 Noche de renovación matrimonial. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm

30 Prebautismales en Santa María a las 3.30 pm. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm

31 DOMINGO 4° TIEMPO ORDINARIO. LEMA: MISERICORDIA, NO A ALGUNOS, SINO PARA TODOS.

 

FEBRERO. LEMA: SEAMOS MISIONEROS DE LA MISERICORDIA.

 

2 PRESENTACIÓN DEL SEÑOR. LEMA: MISIONEROS QUE CONTEMPLAN LA MISERICORDIA. 18°Aniversario de la creación de la diócesis y consagración episcopal de monseñor Lino.

5 Exposición del Santísimo en San Columbano todo el día por ser primer viernes de mes.

6 Prebautismales en Santa María a las 3.30 pm. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm

7 DOMINGO 5° TIEMPO ORDINARIO. LEMA: MISIONEROS QUE SIGUEN EL EJEMPLO DE JESÚS. DÍA DEL ENFERMO. Unción comunitaria de enfermos en impedidos y mayores a partir de los 75 años. Comienzan las peregrinaciones cuaresmales. A las 4.30 pm desde Santa María a San José de Huaytapallana donde se celebrará la misa. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm

10 Miércoles de ceniza. Comienza la CUARESMA. Hoy ayuno y abstinencia para los mayores de 18 años. Todos los viernes de cuaresma, abstinencia de carne. Viacrucis todos los miércoles y viernes después de las misas.

13 Prebautismales en Santa María a las 3.30 pm. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm

14 DOMINGO 1° CUARESMA. LEMA: MISIONEROS QUE SE APOYAN EN LA MISERICORDIA. Celebración de sacramentos de iniciación de adultos en San Columbano a las 12.

17 Reunión de todos los catequistas de la parroquia.

19 Prematrimonial. Encuentro Matrimonial

20 Bautismos en Santa María a las 3.30 pm

21 2° domingo de Cuaresma. LEMA: MISIONEROS QUE VIVEN LA MISERICORDIA. Prebautismal en San Columbano. Bautismos en San Columbano.

26 Promoción Católica de Mujeres y Perseverancia de Mujeres

27 MATR COMUNITARIO EN SAN COLUMBANO. Prebautismal en Santa María Bautismos en Santa María a las 3.30 pm

28   3er domingo de Cuaresma. LEMA: MISIONEROS QUE PREDICAN LA MISERICORDIA. Celebración de sacramentos de iniciación de adultos en San Columbano a las 4.30 pm

 

MARZO. LEMA. DÉJATE RECONCILIAR POR DIOS

 

 

4 Retiro de Promoción Católica de Varones y Perseverancia de Varones

5 Prebautismal en Santa María.Bautismos en Santa María a las 3.30 pm

6   4° domingo de cuaresma. LEMA: DÉJATE ABRAZAR POR DIOS. Bautismo en San Columbano.

11 marzo Retiro de ENE y Promoción Católica de Mujeres.Prematrimonial. Oración de Jóvenes en Santa María sobre la cuaresma.

12 Semana de dolores. Viamatris. Prebautismal en Santa María. Bautismos en Santa María a las 3.30 pm

13   5° domingo de cuaresma. LEMA: DÉJATE PROTEGER POR DIOS. Prebautismal en San Columbano. Celebración de sacramentos de iniciación de adultosen Santa María a las 5 pm.

Juan Manuel de Prada

Feliz Navidad

Decía Chesterton que en Navidad celebramos un trastorno del universo. Adorar a Dios significaba hasta la Navidad alzar la mirada a un cielo inabarcable que nos estremecía con su vastedad; a partir de la Navidad, adorar a Dios significa dirigir la mirada hacia el interior de una cueva lóbrega, para reparar en la fragilidad de un niño que llora en un pesebre. Las manos inmensas que habían modelado el universo se convierten, de súbito, en unas manos diminutas que tiemblan en el frío de la noche y buscan el calor del pecho de su Madre. Divinidad y fragilidad habían sido hasta ese momento conceptos antitéticos; pero la Navidad los obliga a juntarse, en un pasmoso oxímoron que hace tambalear nuestras certezas y subvierte por completo nuestras categorías mentales. Los hombres, que desde la noche de los tiempos se habían arrodillado ante la furia apabullante de los elementos, deciden arrodillarse de repente ante un recién nacido, mucho más pequeño y desvalido que ellos mismos, pues ni siquiera ha podido ser alumbrado en una posada. Ante una tempestad o una lluvia de estrellas uno puede arrodillarse con miedo; ante un niño que ha nacido en una cueva, como un proscrito, uno sólo puede arrodillarse con amorosa y emocionada piedad.

Pero este oxímoron que celebramos en Navidad enseguida golpea nuestra credulidad. ¿En qué cabeza cabe que un Dios que hasta entonces había sido invisible e incorpóreo, omnipotente y glorioso, tome la apariencia (y no sólo la apariencia, sino también el cuerpo y el alma) de un niño? Semejante cosa sólo podría ocurrírsele a un Dios que estuviese loco de remate; pues no hay locura más rematada que la locura de amor. Al asumir Dios la fragilidad de la naturaleza humana, se inauguró una nueva era de la Humanidad, que desde entonces pudo entender mejor el sentido sagrado de la compasión; pues, desde el momento en que Dios se había hecho frágil como nosotros mismos, resultaba más fácil abrazar la fragilidad del prójimo, volviéndonos nosotros también locos de remate (y, en efecto, la caridad siempre ha parecido una forma insufrible de locura a quienes no la sienten). Por eso la Navidad puede considerarse una fiesta de locos rematados; y por eso, cuando falta el manantial originario de esa locura, se convierte en una fiesta indecente, puro sentimentalismo vacuo que revuelve las tripas y estraga el alma, por mucho que finjamos alegría y regocijo (o, sobre todo, cuando fingimos alegría y regocijo). Pues deja de ser verdadera fiesta, para convertirse en un aspaviento disfrazado de algarabía, atracón de turrones y vomitera nocturna; una sórdida orgía consumista, aderezada con unas dosis de humanitarismo de pacotilla.

Muchas personas sienten, en medio de los regocijos navideños, una suerte de dolor sordo o sentimiento de amputación, que a veces se identifica con una nostalgia de la inocencia perdida; pero que en realidad es conciencia dolorida de que el sentido originario de la fiesta les ha sido arrebatado, y con él la posibilidad de una genuina felicidad. El hombre contemporáneo persigue la felicidad como si de una fórmula química se tratase; pero esta búsqueda suele saldarse con un fracaso, pues en el mejor de los casos obtiene una sensación efímera de bienestar, o bien un placebo euforizante, apenas un analgésico que le distrae por unos pocos días el dolor en sordina que lo martiriza. Y este dolor (que a veces se presenta como hastío o tedio de vivir, a veces como indolencia y acedia, a veces como desesperación y angustia) es la consecuencia directa de una amputación. No hay felicidad sin una aceptación íntegra de nuestra naturaleza, que incluye una vocación religiosa; y tal vocación no se puede extirpar sin un grave menoscabo de nuestra propia naturaleza. El hombre contemporáneo, al negar su vocación religiosa, se ha convertido en un ser amputado y, por lo tanto, infeliz; y, como el manco que en los días que anuncian tormenta siente un dolor fantasmagórico en el brazo que le ha sido arrancado, el hombre contemporáneo siente más que nunca esa amputación en las fechas navideñas.

«Quitad lo sobrenatural y no encontraréis lo natural, sino lo antinatural», nos enseña Chesterton. Quitadle a la Navidad su cataclismo sacro, ese trastorno del universo del que hablábamos más arriba, y no encontraréis la verdadera fiesta, sino su parodia grotesca y antinatural: consumismo bulímico, humanitarismo de pacotilla, torpe satisfacción de placeres primarios; correteos, en fin, de un gallo al que han arrancado la cabeza y que bate las alas desesperadamente, mientras se desangra y agoniza.

 

Transtorno

En el artículo de Prada aparece algo terrible, un mundo transtornado. Transtornado porque no es normal que seamos tan egoístas, transtornado porque no es normal que prescindamos de esa maravilla, ese milagro indescriptible, que está en que Dios entra en la tierra y se une con nosotros, milagro que aparece en la Eucaristía.

Y esa maravilla vale todo. En realidad se queda chico cualquier problema en comparación con ella. Chico el problema de la bomba de hidrógeno. Chica la inseguridad ciudadana. Chico el terrorismo, chicas las dificultades entre padres e hijos, chicos los problemas económicos, la cárcel ….y todos los enormes problemas de las escuelas, de los empleos, de las multas, de la corrupción y de las terribles calificaciones de los jóvenes, y hasta chicos los problemas del matrimonio, del miedo, de la familia, e incluso de la muerte y de la enfermedad. El Dios hasta de los locos y de los ateos porque quizá ellos no sepan de Él pero Él sí sabe de ellos.

¡Dios nos quiere! ¡Dios ha venido! ¡Dios está ahí! ¡Dios me quiere a mí, que soy un pecador!

Todo cambiará. Todo ha de cambiar a mejor. Todo puede ser distinto y mejor. Porque Dios tiene misericordia de nosotros. Dios. Y la boca se me llena de gloria y el corazón de gratitud.

Y le puedo comulgar. Y al comulgar me hago hermano de todos, amigo de todos, amigo del futuro, amigo de la vida.

La Navidad no es una época del año. La Navidad es nuestra parroquia. La Navidad es nuestra vida entera. La Navidad es la clave de la vida. ¡Que Dios nos ame, me ame, te ame…!

Navidad es aquello que necesitábamos para vivir.

 

César Buendía

 

Sepa defender su fe

Entre nosotros es fácil que se dé una sospecha. La más grave es la sospecha sobre la Iglesia. Si la Iglesia (y los que la formamos, tú y yo, sabemos que es cierto), se compone de personas que pecan ¿cómo pedir la fe a los que miran nuestras actitudes?

Es más, podemos sospechar incluso que en nosotros la fe ocupa un lugar tangencial, no central.

Es necesario por un lado el reconocimiento del pecado, por otro lado el perdón. Por otro lado no desesperarse. Y, finalmente, no escandalizarse del pecado ajeno.

“Nuestro enemigo, el diablo, como león rugiente, anda rondando y busca a quien devorar” (1Pe 5,8). Lógicamente, puede sorprendernos o engañarnos. Es inteligente y nosotros hay momentos en que dejamos la vigilancia. Es cierto que hay momentos en que todo nos resulta indiferente, pero no hemos de fiarnos de esos momentos como si fueran realmente lo que nos define.

Pero si eso nos pasa, lo más lógico es pedir ayuda. “Velad y orad para no caer en tentación. El espíritu está pronto pero la carne es débil” (Mc 14,37-38). La oración es relación. El que tiene a alguien que le defiende no está tan débil. Si el que nos defiende es Dios, y humildemente se lo suplicamos, no nos ha de fallar. Los sacramentos, bien recibidos, son encuentros con Dios donde Él se compromete y responde. En la Eucaristía somos alimentados, identificados, con el Hijo de Dios. En la Penitencia revestidos de su gracia. En la Confirmación sellados con su Espíritu. En el Matrimonio somos confortados con su amor para poder amar. Y, además, somos instruídos, consolados, iluminados, con su Palabra y ésta da testimonio de su amor, manifestado con su sangre y ofrecido a Dios por nosotros.

La defensa de la fe es, sobre todo, la defensa de nosotros mismos. Después viene el amor al enemigo, por el que el que no comparte la fe deja de ser enemigo, y, sin embargo, tampoco se cede a su error. Por simple amor a Dios.

La fe se defiende con la humildad, la caridad, la santidad y la verdad.

EL CANASTO DE CARBÓN.-

Se cuenta la historia de un anciano que se mantuvo en una granja en las montañas de Kentucky oriental con su joven nieto.
Cada mañana, el Abuelo se sentaba temprano en la mesa de la cocina para leer su vieja y estropeada Biblia.

Su nieto que quería ser tal como el, intento imitarlo de cualquier manera. Un día el nieto preguntó: “Abuelo, yo intento leer la Biblia, me gusta pero yo no la entiendo, y lo que logro entender se me olvida en cuanto cierro el libro ¿Que hay de bueno en leer la Biblia?”
El Abuelo calladamente dejó de echar carbón en la estufa y dijo: “Baja el canasto de carbón y ve al río y tráeme un canasto de agua”
El muchacho hizo tal y como su abuelo le dijo, aunque toda el agua se salió antes de que el pudiera volver a la casa.

El abuelo se rió y dijo, “Tendras que moverte un poco másrápido la próxima vez, y lo envió nuevamente al río con el canasto para intentar de nuevo.

Esta vez, el muchacho corrió más rápidamente, pero de nuevo el canasto estaba vacío antes de que llegara de vuelta a casa. Ya sin respiración, le dijo a su abuelo que era imposible llevar agua en un canasto, y fue a conseguir un balde a cambio.

El anciano dijo: “¿yo no quiero un balde de agua? Yo quiero un canasto de agua. Tú puedes hacer esto. Tú simplemente no lo estás intentando lo suficiente, y salió a la puerta para mirar la prueba del muchacho de nuevo.

A estas alturas, el muchacho sabía que era imposible, pero quería mostrar a su abuelo que aun cuando corriese tan rápido como podía, el agua se saldríaantes que llegase a la casa.

El muchacho sacó el agua y corrió fuerte, pero cuando llegó donde su abuelo el canasto estaba de nuevo vacío.

Ya sin poder respirar, dijo; “¡Mira Abuelo, es inútil!”

“¿Por qué piensas que es inútil?” dijo el anciano, “Mira dentro del canasto”.

El muchacho miro el canasto y por primera vez comprendió que el canasto parecía diferente. En lugar de un sucio canasto carbonero, estaba limpio.

“Hijo” dijo el abuelo “esto es lo que pasa cuando tu lees la Biblia”.
Tal vez no puedes entender o recordar todo, pero cuando la lees, te cambiará el interior.

Ésa es la obra de Dios en nuestras vidas. Para cambiarnos desde adentro y lentamente transformarnos en la imagen de su Hijo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: