Mayo 2016

AVISOS PARROQUIALES • Horario de misas. Diario: San Columbano: 9 am (Menos sábados).   Santa María: 10 am., 6.30, y 8 pm. Monasterio: 5.30 pm. Festivos: (el sábado por la tarde se cumple el precepto dominical) San Columbano: Sábado: 7.30 pm. Domingo: 9 y 12 am, 4.30 y 7.30 pm Santa María: Sábado: 3,30, 5, 6.30, y 8 pm. Domingo: 7, 8.30, 10, 11.30 am y 5, 6.30 y 8 pm.   Capilla Mater Misericordiae Domini (Señor de los Milagros en Santa María) 7.45 am y 5.45 pm. Monasterio: Sábado 8.30 am. Domingo: 10.30 am. Fátima: Sábado 5.30 pm. Domingo 9.30 am. Señor de la Soledad Sábado 12 m Santa Rosa (M. Alto) Domingo: 8 am.  • Disponemos del servicio de una posta médica en Santa María (Av. Las Palmeras cdra. 39) que atiende por las tardes desde las 5 pm. Atención en odontología, psicología, terapia del lenguaje, dermatología y podología.• Disponemos del servicio gratuito de ALCOHÓLICOS, NARCÓTICOS Y JUGADORES (LUDÓPATAS) ANÓNIMOS a las 7 pm en la posta n° 1 de Santa María de la Providencia. • Disponemos del servicio gratuito de DIAPER (Dialogo Personalizado), los martes, jueves y domingos, de 6 a 9:00 pm, en Santa María, para orientación conyugal, familiar, padres e hijos, personal… • La COOPERATIVA DE AHORRO Y CRÉDITO “SANTA MARÍA DE LA PROVIDENCIA” atiende en Santa María de lunes a sábado de 6 a 9:00 pm, y los domingos también de 8 a 1:00 pm y de 6 a 9:00 pm. • La parroquia está así mismo dando de comer diariamente a muchos niños en el COMEDOR INFANTIL DE MERCURIO ALTO. * Los servicios de Velatorio y Recepción están a disposición de todos El Santísimo se expone los jueves: todo el día con servicio de confesión. en Santa María- San Columbano: Primeros viernes de mes todo el día. Los primeros, terceros y quintos domingos del mes hay bautizo en San Columbano a las 4.30 pm. Los sábados siempre, con misa, en Santa María a las 3.30 pm. La catequesis previa al Bautismo se hace los tres primeros sábados de mes en Santa María a las 3.30 pm y los cuartos domingos a las 3.30 en San Columbano. Año 2015, Ciclo B de lecturas dominicales.   Año de la vida consagrada. Año de la Corresponsabilidad. Lema: Todo lo has recibido de Dios, compártelo.

 

2016: AÑO SANTO DE LA MISERICORDIA.

 

MAYO. LEMA: VAMOS A LA FIESTA CON JESÚS

13 Encuentro matrimonial (retiro para parejas)

15 PENTECOSTÉS. LEMA: ALEGRES POR RECIBIR AL ESPÍRITU SANTO. Entrega de la comunión a las ministras de los enfermos

20 Retiro de Catequesis de confirmación y Promoción católica de mujeres

22 Domingo de la Santísima Trinidad. LEMA. Vamos, celebremos a las Santísima Trinidad.

27 Retiro de ENE y Promoción católica de varones

29 Domingo de Corpus Christi. LEMA. VAMOS A LA FIESTA DEL CUERPO DE CRISTO.

JUNIO. LEMA. CUIDEMOS DEL MUNDO, LA CASA COMÚN

3 Retiro de catequesis de Adolescentes y de Escoge

5 Domingo 10° durante el año. LEMA: CUIDEMOS DE LA CREACIÓN

12 Domingo 11° del tiempo ordinario. LEMA: DIOS CREÓ EL MUNDO CON AMOR.

 

 

 

Carta a la comunidad

Pentecostés, es decir, la “Alegría del amor” (exhortación postsinodal del Papa Francisco)

Cuando hablamos de Pentecostés nos da la impresión que nos volvemos algo locos. Empieza la Iglesia a salir de su claustro y habla por las plazas con valentía, inteligencia y alegría. Es un torrente que nadie puede parar. Parece que ha vuelto el momento inefable de la creación, de la juventud. Ya no existe el dolor ni el cansancio y la muerte se ve como un espantajo inútil.

¿Es éste un pensamiento cristiano? Dios nos sostendrá en la vida. Y la resurrección de Jesús muestra el poder de Dios. Dios supera con su misericordia y su amar los límites estrechos de la muerte y del dolor, los de la edad y las fuerzas humanas. Cuando la noticia de ese amor nos posee ya no sentimos si somos viejos o de dónde venimos. Profundamente venimos de ser iluminados por Dios.

El Papa hace reflexionar sobre la unidad familiar inicial como un gozo inefable del que nunca se debió salir (Nm 13). La unión era tan profunda como el amor del ser humano a su propia vida. El alma del varón era su esposa, como al contrario, la esposa bebía la vida de los labios de su esposo. A esa unión se le ha confiado la vida, el hijo, cuya felicidad proviene de la felicidad de sus padres.

Pentecostés es la fiesta del amor. El Espíritu Santo, que es amor, se ha derramado sobre el mundo, moviendo, sanando, iluminando, encendiendo los corazones en amor. Creer en Él y verle actuando, como el viento que mueve los barcos y que, sin embargo, los supera y se mueve con libertad, es entender que, por encima de toda otra realidad, quiere sanar el corazón de los padres, haciendo que sean de verdad padres y amen a sus hijos, el corazón de los esposos, que sea tolerante como el de Dios, y, finalmente, el corazón de los sacerdotes, para que sea como el del Buen Pastor.

Es necesario pasar por el filtro de Pentecostés toda la realidad, nuestros comportamientos, egoísmos y agresividad. Si hemos conocido el amor con que hemos sido amados, la fuerza de la resurrección de Jesús se nos transmite. Tenemos fe en ello. El fortalecimiento de las relaciones de amor significa todo ello. Un mundo sin fe es un mundo triste. Sin amor ni compromisos duraderos, un mundo de enemigos. Actuemos desde la fe.

 

César Buendía

 

 

Sepa defender su fe

En el año jubilar se logra la indulgencia plenaria

La indulgencia es algo propio de Cristo. Él ha tenido indulgencia de los pecadores. Él perdona y carga con los pecados ajenos. Él lleva sobre los hombros a la oveja perdida.

Por designio especial ha concedido a la Iglesia no sólo el reconocimiento de la indulgencia de Cristo sino la participación en su capacidad de amar y el don de perdonar.

No se trata de que la Iglesia sea la dueña del cielo o del perdón, ni siquiera la administradora de los bienes divinos del amor y la misericordia, es su cauce, su testigo y participa también del valor de intercesión de los méritos de Cristo en la cruz.

No niega Jesús el valor de la búsqueda de Zaqueo que sube al árbol esperándole, ni el de la confesión del buen ladrón. Pero por encima de todos está la fidelidad de María en su amor incondicional y una oración (“no tienen vino”) que siempre es escuchada.

La indulgencia plenaria es una adhesión personal y una petición de esta indulgencia y de esta oración de intercesión del Hijo ante su Padre, a la que hace coro no sólo nuestra misma oración, sino la de todos los santos de todos los tiempos, que le han amado sobre todas las cosas.

Este año vivimos la indulgencia de la misericordia acercándonos, por nosotros y los difuntos, a una de las Iglesias que sirven de punto de referencia para la peregrinación respectiva, confesión, comunión, oración y actos de caridad.

Dios siempre nos escucha, pero escucha mejor a quien le escucha primero a Él.

 

El cuento

Un emperador chino, fue avisado que en una de las provincias de su imperio había una insurrección, dijo a los ministros de su gobierno y a los jefes militares: «Vamos, síganme. Pronto destruiré a mis enemigos» Cuando el emperador y sus tropas llegaron a donde estaban los rebeldes, el soberano trató muy amablemente a éstos, quienes, por gratitud, se sometieron a él nuevamente. Todos los que formaban el séquito del emperador pensaron que él ordenaría la inmediata ejecución de aquellos que se había sublevado contra él; pero se sorprendieron en gran manera al ver que este trataba con mucho cariño a quienes se habían sublevado. Entonces, el primer ministro preguntó con enojo al emperador: “¿De esta manera cumple vuestra Excelencia su promesa? Usted dijo, que veníamos a destruir a sus enemigos y sin embargo, los ha perdonado a todos, y a muchos hasta con cariño los ha tratado”. Entonces el emperador, con actitud noble, dijo: «Les prometí destruir a mis enemigos; y todos ustedes ven que ya nadie es mi enemigo ahora todos ellos son nuevamente mis amigos» Ante un caso así, nuestra actitud es aplicar la ley del ojo por ojo… la venganza es lo primero que nos viene a la mente para desquitarnos de aquellos que nos hicieron daño y pagamos el mal, con mal. A quien nos levanta la voz le gritamos… si nos ofendieron buscamos deshonrarlo… Pero algunos van mucho más allá y ven a esa persona como un enemigo, que hay que destruir de cualquier forma. La mayor parte de la gente está llena de odio… crispación… rechazo… envidia… desprecio… indiferencia… Imagínate si los gobernantes de Israel y Palestina o de Rusia y Ucrania, en lugar de generar tantas muertes innecesarias, actuaran como el Emperador con sabiduría y diplomacia. «El amor… la mansedumbre… y el respeto, puede lograr muchos más resultados que todo el armamento del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: