Revista parroquial Santa María de la Providencia Agosto 2016

AVISOS PARROQUIALES • Horario de misas. Diario: San Columbano: 9 am (Menos sábados).   Santa María: 10 am., 6.30, y 8 pm. Monasterio: 5.30 pm. Festivos: (el sábado por la tarde se cumple el precepto dominical) San Columbano: Sábado: 7.30 pm. Domingo: 9 y 12 am, 4.30 y 7.30 pm Santa María: Sábado: 3,30, 5, 6.30, y 8 pm. Domingo: 7, 8.30, 10, 11.30 am y 5, 6.30 y 8 pm.   Capilla Mater Misericordiae Domini (Señor de los Milagros en Santa María) 7.45 am y 5.45 pm. Monasterio: Sábado 8.30 am. Domingo: 10.30 am. Fátima: Sábado 5.30 pm. Domingo 9.30 am. Señor de la Soledad Sábado 12 m Santa Rosa (M. Alto) Domingo: 8 am.  • Disponemos del servicio de una posta médica en Santa María (Av. Las Palmeras cdra. 39) que atiende por las tardes desde las 5 pm. Atención en odontología, psicología, terapia del lenguaje, dermatología y podología.• Disponemos del servicio gratuito de ALCOHÓLICOS, NARCÓTICOS Y JUGADORES (LUDÓPATAS) ANÓNIMOS a las 7 pm en la posta n° 1 de Santa María de la Providencia. • Disponemos del servicio gratuito de DIAPER (Dialogo Personalizado), los martes, jueves y domingos, de 6 a 9:00 pm, en Santa María, para orientación conyugal, familiar, padres e hijos, personal… • La COOPERATIVA DE AHORRO Y CRÉDITO “SANTA MARÍA DE LA PROVIDENCIA” atiende en Santa María de lunes a sábado de 6 a 9:00 pm, y los domingos también de 8 a 1:00 pm y de 6 a 9:00 pm. • La parroquia está así mismo dando de comer diariamente a muchos niños en el COMEDOR INFANTIL DE MERCURIO ALTO. * Los servicios de Velatorio y Recepción están a disposición de todos El Santísimo se expone los jueves: todo el día con servicio de confesión. en Santa María- San Columbano: Primeros viernes de mes todo el día. Los primeros, terceros y quintos domingos del mes hay bautizo en San Columbano a las 4.30 pm. Los sábados siempre, con misa, en Santa María a las 3.30 pm. La catequesis previa al Bautismo se hace los tres primeros sábados de mes en Santa María a las 3.30 pm y los cuartos domingos a las 3.30 en San Columbano. Año 2015, Ciclo B de lecturas dominicales.   Año de la vida consagrada. Año de la Corresponsabilidad. Lema: Todo lo has recibido de Dios, compártelo.

 

2016: AÑO SANTO DE LA MISERICORDIA.

AGOSTO. LEMA: MUJER, TERNURA Y FORTALEZA

15 SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE MARÍA. LEMA: MARÍA, MUJER ENTREGADA A DIOS.

15 17° Aniversario de la consagración de Santa María

17 Santa Beatriz de Silva. Cumpleaños del p. Miguel.

19 Retiro de encuentro matrimonial. Prematrimonial.

20 Prebautismal en Santa María. Bautismos en Santa María.

21 Domingo 21°. LEMA: MARÍA, MUJER QUE ELIGE EL CAMINO DE DIOS. Jornada de padres de Catequesis familiar ciclo B. Colecta Compartir. Bautismos en San Columbano. Jornada de padres y participantes de los dos ciclos de adolescentes en San Columbano. Jornada de participantes de confirmación a las 9 en San Columbano

26 Día de la Ancianidad. Retiro de Promoción católica de varones y perseverancia de varones

27 Matrimonios comunitarios. Bautismos en Santa María.

  1. Domingo 22°. LEMA: MARÍA, EJEMPLO DE MUJER HUMILDE. Jornada de padres de catequesis familiar ciclo A. Prebautismal en San Columbano. Jornada de participantes de confirmación a las 9 en San Columbano. Celebración de sacramentos de adultos a las 11.30 en Santa María.

30 Santa Rosa. LEMA. SANA ROSA, IMAGEN DE ENTREGA TOTAL A DIOS. Obligación de asistir a misa. Horario como domingos

SEPTIEMBRE, LEMA: FAMILIA, CASA DE MISERICORDIA

2 Retiro de catequesis familiar y confirmación

3 Confesiones de los dos ciclos de Catequesis Familiar. Prebautismal en Santa María. Bautismos en Santa María. Jornada de participantes de adolescentes que van a recibir su bautismo a las 9 am en San Columbano

4 Domingo 23 °. LEMA: FAMILIA, FORMADORA DE DISCÍPULOS DE CRISTO. Bautismos de catequesis de adolescentes. Bautismos de niños en San Columbano

  1. Celebración ciclo A de Catequesis Familiar. 7° aniversario ordenación del p. Miguel.

9 Retiro de perseverancia de mujeres y adolescentes

10 Prebautismal en Santa María. Bautismos en Santa María. Misa solemne del Señor de la Soledad en su templo

  1. Domingo 24°. LEMA: FAMILIA, CASA DE ACOGIDA PARA EL DÉBIL. Bendición parroquial desde el cerro de San Columbano

13 Celebración ciclo B de Catequesis Familiar.

14 Misa solemne de la EXALTACION DE LA SANTA CRUZ, en Fátima y procesión con el Santísimo hasta el Monasterio en el 11° aniversario de las Concepcionistas.

15 EJUCAR. Encuentro de la juventud de Carabayllo.

Carta a la comunidad

La gracia de la perseverancia final

El Concilio de Trento dijo que la máxima gracia es la de la perseverancia final.

La gracia, necesaria para la salvación, no es ni arbitraria ni caprichosa. Una cosa es que sea voluntaria por parte de Dios y otra es que sea caprichosa. Ciertamente los carismas con los que algunos son adornados en bien de la Iglesia, son de algunos y no de todos, pero eso no es la gracia. Ésta procede del amor y se realiza por la mutua entrega de Dios y de nosotros. Procede de esa amistad que ha de ser mutua. Pero es para todos. Su efecto es una amistad que transforma al hombre. Por eso da la salvación. La gracia de la que hablamos es la de salvarse, la de ser dignos ante Dios, y ésa Dios no la niega a nadie. Pero puede no ser correspondida.

Por ello, el problema está en la correspondencia a la gracia. Dios nos llama pero nosotros podemos hacernos los sordos. Y Él, con mucho dolor, es caballero. Es educado y respeta profundamente nuestras decisiones, aun las equivocadas; habla y nos advierte de las consecuencias. Están mostradas en la cruz. Él ha llevado nuestras culpas y sufre nuestra condena. Por eso la cruz es lo que nos corresponde como pecadores, pero es también un aviso de lo que vendrá si persistimos en el pecado .

No se puede decir, pues, que la llamada no ha sido lo suficientemente enérgica.

Cuando llama personalmente, llama casi siempre de modo muy suave, misericordiosamente, a través de acontecimientos de nuestra vida, a través de palabras de alguien que repite las de su Hijo Jesucristo, pero siempre con respeto, porque nos ama mucho, y no quiere ni que nos perdamos ni que seamos sus esclavos. A veces llama más fuertemente, y escuchamos.

El infierno. Éste no es un lugar, sino el estado del hombre sin Dios, pero sin la ceguera en que estamos en este mundo. En este mundo no podemos ver ni la situación de cielo, es decir, de gracia, de amistad con Dios, ni la de infierno, es decir, la de rebeldía contra Dios. Y no la vemos, y, por ello, podemos pasar de una situación a la otra sin sufrir las consecuencias. Tenemos el don del tiempo de conversión, de un tiempo para la conversión.

Pero llega el momento último, el del último momento consciente de la vida. En el evangelio es el del buen ladrón. Éste se ve ante la muerte y, tocado por una extraordinaria llamada de Dios, que agoniza a su lado, por una palabra muda de amor, pues reconoce a su lado al Inocente, que está ahí sin haber hecho nada malo, no como él que recibe el pago de lo que hizo, pide ayuda y la recibe. Ésa es la gracia de la perseverancia final que logra el cielo.

Pero está claro que nadie tiene derecho a la gracia, y menos cuando ha sido rechazada de modo constante. Por eso el momento de la respuesta a la gracia es AHORA.

Seremos juzgados sobre el estado en que nos encontremos en el momento de la muerte. No seremos juzgados sobre las obras buenas del pasado si renunciamos a ellas, como una persona renuncia a su fortuna. Tampoco seremos juzgados por las obras malas si renunciamos a ellas y pedimos ayuda al Señor. Pero que nadie se confíe de esa ayuda, sino que “con temor y temblor” (Flp 2,12) busquemos nuestra salvación.

Recuerden el catecismo. Hay dos pecados contra la esperanza, la desesperación y la presunción. La primera es

“dejar de esperar de Dios la salvación personal, el auxilio para llegar a ella o el perdón de los pecados”.

Y la segunda es que

–          El hombre presume de sus capacidades (esperando poder salvarse sin la ayuda de Dios) o bien

–          presume de la omnipotencia o de la misericordia divinas (esperando obtener su perdón sin conversión y la gloria sin mérito).

 

César Buendía

 

Sepa defender su fe

La justicia y la misericordia (CEC 2302-2309).

“El que se encolerice contra su hermano será reo ante el tribunal” (Mt 5,21-22)

El catecismo dice que en muchas ocasiones el que ha sido injustamente tratado entra en la cólera y desea venganza y que eso es ilícito, y, cuando se desea la muerte o desgracia del otro es pecado mortal (CEC 2302). Y, sin embargo, estamos cansados de confundir la venganza con la justicia. Pero se pide justicia, aunque no lo es. Sólo es venganza. Sin embargo, Jesús dijo:” Si te golpean en una mejilla, pon la otra” (Mt 5, 39). ¿Es justo? No es justo que te golpeen, pero si tú golpeas al que te golpeó, claramente no estás de acuerdo con el Evangelio, pecas contra el único mandamiento: amar al prójimo, incluso al enemigo (Mt 5,44-46), y, desde luego, Dios no te premiará por ello. Amar al que te ama ya tuvo su recompensa en la tierra. Amar al enemigo la tiene en el cielo .

Por eso, en todo caso, el castigo debe ser correspondiente al mal, no más, y debe ser administrado por alguien sin pasión, porque la pasión ciega. Y sólo para corregir, no para destruir.

La paz no es sólo el equilibrio entre fuerzas adversas, sino que es algo positivo, proviene del aprecio de la vida humana, de la justicia y de la caridad. La Paz es fruto de la Misericordia. Renunciar a la violencia es dar testimonio del amor de Dios. Los medios no violentos muchas veces son los únicos que no desatan la espiral de la violencia.

¿Y la legítima defensa?

El quinto mandamiento condena la destrucción voluntaria de la vida humana. Por eso, la legítima defensa de la propia vida de forma violenta, como pueda ser también la defensa de la nación, tiene las siguientes condiciones: que el daño causado por el agresor sea duradero, grave y cierto, que los demás medios de evitar la agresión sea ineficaces o impracticables, que haya condiciones de éxito y que no provoque males más graves que los que se quieren evitar.

Por eso, es un servidor el que evita el mal mayor llevando los medios de disuasión necesarios. Pero la guerra debe ser evitada siempre que sea posible, ya que, una vez comenzada, es difícil pararla y evitar males indescriptibles. Pero también hay que evitar las querellas entre los hombres, la acumulación de armas, la discriminación arbitraria, las injusticias económicas, la envidia y la ostentación, y la búsqueda inmoderada y a veces con perjuicio de los débiles del propio interés que crea situaciones de injusticia y pobreza, odio y deseos también incoercibles de revancha.

 

 

La historia

Un famoso productor de películas de Hollywood estaba ocupado en la selección del protagonista de su próximo film y se encontraba al borde de la frustración porque ninguno de los actores que se habían presentado hasta entonces parecían satisfacerlo completamente. De repente entro al foro un joven mensajero, entrego su mensaje y se despidió con una sonrisa. El productor registró toda la escena desde la distancia, en silencio. Llamo a su asistente y le ordenó que alcanzase al joven mensajero y lo hiciese regresar. – Ya tengo al próximo protagonista – aseguró. Sus compañeros lo miraron incrédulos. Al casting se habían presentado actores de renombre, algunos ya consagrados y, sin embargo, este productor se veía entusiasmado por un joven mensajero al que ni siquiera le habían tomado una prueba de actuación. – ¿Está seguro? – le preguntaron, incrédulos. – Señores, esa sonrisa que acabo de ver vale un millón de dólares! Y no estoy dispuesto a perderla – les dijo, como dando por finalizada la discusión. Mientras tanto su asistente había dado alcance al joven mensajero, pero tuvo que esforzarse en convencerlo de que no estaba bromeando cuando le dijo que un productor de películas lo había hecho buscar. Aquel joven había tomado el puesto de mensajero porque era lo único que pudo conseguir para estar cerca de su íntimo sueño de ser actor de cine. Un par de años atrás había atravesado todo el país de costa a costa, desde New Jersey hasta California persiguiendo su ilusión de dedicarse a la actuación. Hasta ese día sólo había conseguido pequeños papeles secundarios en películas de muy bajo presupuesto y apenas había logrado juntar el dinero necesario para cubrir las lecciones de actuación que estaba tomando. Ahora, el productor y el mensajero estaban frente a frente. El primero le explicaba al segundo cuál era su convicción y el segundo no podía creer lo que oía. Se estaba reponiendo del shock justo cuando llegaron a la parte donde debían acordar el salario. – Te pagaremos 11.000 dólares – dijo el productor. No estaba mal por un par de semanas de trabajo, pero el joven mensajero estaba recién divorciado y tenía una pequeña hija a quien pasarle su pensión de alimentos, por lo que tomo coraje, abrazó al productor y, para que nadie más notara que estaba rogando un aumento le dijo al oido: – ¿Podrían ser 11.500? Por favor, tengo una hija pequeña a quien alimentar. – Hijo, entonces seran 12.500 – Gracias! ?Muchas gracias! Jamás me olvidare de esto!- le prometió el mensajero al oído. Con las vueltas de la vida, se convirtieron en amigos entrañables. Aquel productor arriesgado, más tarde, cayó en desgracia, mientras que el mensajero dueño de la sonrisa del millón de dólares se convirtió en un gran actor, muy afamado. Estando en ese punto bajo de su vida, el productor recibió un llamado del ahora consagrado actor invitándolo a que lo acompañara a la próxima entrega de los premios de la Academia, los Oscares, al que había sido nuevamente nominado. El productor no quería ir. La última vez que había asistido a esa gala una de sus películas competía en varias categorías, esta vez sin embargo, casi nadie recordaba su nombre. Casi nadie. Su amigo, el mensajero que había prometido NO OLVIDARSE JAMAS, estaba cumpliendo su palabra. – Quiero que camines esa alfombra roja a mi lado – le había dicho por teléfono. Esa noche, después de la ceremonia, en el baile que ofrece la Academia para homenajear a todos los nominados y los ganadores, el actor caminó mesa por mesa con su mano apoyada en el hombro del desafortunado productor como para devolverle la confianza en sí mismo, diciendo a quien quisiera escucharlo: – Este es el mejor productor que hay en la industria, él es mi amigo. El productor recuerda esa noche como uno de los mejores momentos de su vida. Solo uno de los mejores, porque hubo otros. En otra ocasión, el productor sufrió un derrame que lo llevó directo al hospital. Una noche, mientras aún permanecía en la Unidad de Cuidados Intensivos, vio a su amigo, al afamado actor parado en la puerta con su sonrisa del millón de dólares instalada en su rostro. – Vas a estar muy bien. Muy pronto – le dijo. Dos enfermeras y un encargado de seguridad llegaron hasta ahí y le ordenaron que abandonara el lugar. – Ud. puede ser muy famoso afuera, pero aquí dentro hay reglas que TODOS deben respetar, y en este lugar NO se puede estar!? – le gritaron. El actor, lejos de intimidarse, miró a su amigo convaleciente y guiñándole un ojo le dijo: Regreso en veinte minutos. Exactamente en ese tiempo regreso su amigo con veinte pizzas, se sentó con las enfermeras, los que hacían la limpieza y los encargados de seguridad y las compartió con todos ellos. Aquel consagrado actor, famoso mundialmente, en lugar de estar en un lugar glamoroso, disfrutando de las regalías de su vida privilegiada, estaba allí, una noche, compartiendo una pizza con trabajadores anónimos para poder ganarse el derecho de estar al lado de su amigo, simplemente cumpliendo su palabra. Al rato, naturalmente, lo dejaron ingresar. – Vas a estar muy bien. Muy pronto – repitió – Aun te queda mucho por hacer. El productor es Robert Evans. El actor, es el que más veces ha sido nominado, 12 veces al Oscar en la historia. Ganador en 3 ocasiones. Tiene el salario más alto de Hollywood. Posee una de las colecciones privadas de arte más valiosas del mundo (varios Renoir, Van Gogh y hasta un Picasso colgado en el baño!). Su fortuna esta valuada en mas de mil doscientos millones de dolares. Sin embargo, sus amigos coinciden en que su posesión de más valor, es su palabra. Su nombre: Jack Nicholson.
.

Comments
3 Responses to “Revista parroquial Santa María de la Providencia Agosto 2016”
  1. José Antonio Benito Rodriguez dice:

    http://www.vidanueva.es/2016/07/26/juan-carlos-elizalde-en-la-mochila-de-un-obispo-en-la-jmj-tiene-que-haber-saco-de-dormir-y-esterilla/

    http://jabenito.blogspot.com.es/2016/07/memorias-con-esperanza-cardenal.html

    Querido P. César: ¡Felices Fiestas Patrias desde Pamplona! Veo que no para -para variar- y que ES (MUY JUSTO, MISERICORDIOSO Y) NECESARIO Muchas gracias por el envío ¿Cuándo viene por la Madre Patria? MI oración y un gran abrazo JAB

  2. cesarbuendia dice:

    Querido Josè Antonio, supongo que ùnico que lee mi blog, ya estoy en España. Espero que podamos pronto reunirnos si Dios nos da ocasión. Por ahora quiero ver a los de Valencia, que vine ayer. Un abrazo.

  3. Claudia Rebeca dice:

    Buenos días, es la primera vez que leo la revista y ha logrado devolver un poco de paz en mí. Muchas gracias padre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: